Muere top model pakistaní: la estranguló su hermano

El motivo: la chica solía subir videos sensuales a las redes sociales.

Punyab.- La modelo pakistaní Qandeel Baloch, famosa por los sensuales videos que colgaba en internet, murió ayer, estrangulada por su hermano, en un nuevo caso de los denominados “crímenes de honor”: asesinatos cometidos por familiares para saldar una afrenta moral. La joven falleció a manos de su hermano Muhammed Wasim en la casa de sus padres. “La estranguló él. No hay heridas u orificios de bala en su cuerpo, ni tampoco sangró”, explicó el jefe de Policía local.

Según relataron los padres de la víctima a la Policía, su hijo la había amenazado por el tipo de videos que colgaba en Facebook, donde cuenta con casi 730.000 seguidores, y le había ordenado que dejara de hacerlo. La joven vivía ahí desde hacía algunos días y, según la Policía, “no había solicitado protección policial, si no se la hubiéramos proporcionado”.

Sin embargo, de acuerdo con el diario local The Express Tribune, Baloch sí había pedido en repetidas ocasiones al Ministerio de Interior que la protegiese por las continuas amenazas que recibía. Al no recibir respuestas se había planteado abandonar el país. “Sé que no me van a proporcionar seguridad y no me siento segura, por lo que he decido marcharme al extranjero con mis padres”, había confesado la muchacha, que era toda una celebrity. Las fotografías y videos de unos pocos segundos que colgaba Baloch en las redes sociales y que son visualizados por miles de internautas eran de factura casera y en ellos la joven, con ropas sensuales, realizaba posturas semieróticas.

Qandeel Baloch estaba en la casa de sus padres y quería irse a vivir afuera. Su hermano le había advertido por las imágenes que grababa y no se sentía segura.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), Zohra Yusuf, reveló que el asesinato pudo ser motivado por unas polémicas fotos muy comentadas en prensa local y en todas las redes sociales, en las que la joven se hacía una selfie con un conocido clérigo. El primer ministro pakistaní, Nawaz Sharif, prometió medidas legislativas contra los “crímenes de honor” tras ver el documental de esta temática con el que la cineasta Sharmeen Obaid Chinoy ganó este año su segundo Oscar: A Girl in the River: The Price of Forgiveness.

Los crímenes de honor

Según la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, en lo que va del año, 262 mujeres han muerto víctimas de crímenes de honor, 84 de ellas por elegir marido sin el permiso de la familia y 149 por mantener “relaciones ilícitas”. En 2015 se dieron casi 1000 casos, pero la HRCP alerta de que esas cifras esconden una realidad mayor que queda fuera de los registros por la falta de denuncias. Los llamados crímenes de honor son habituales en el sur de Asia y suelen implicar a familiares que toman venganza por lo que consideran una afrenta moral.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído