Murió luego de que un médico le negara atención

Aitor García tenía 24 años y murió luego de que su madre llamara cuatro veces al servicio de emergencia. "Yo no escucho que te ahogues", le dijeron

Aitor García tenía 24 años y murió en enero de 2018 después de que un médico del servicio de emergencia de la Comunidad de Madrid se negara a ayudarlo y le colgara el teléfono. El joven, que tenía un coágulo en el pulmón, falleció por falta de riego cerebral.

El trágico hecho ocurrió un domingo, cuando la madre del joven, Carmen Ruiz, llamó pidiendo ayuda porque su hijo se ahogaba en su casa de Navalcarnero, Madrid, según el diario El Mundo. De hecho el diario tuvo acceso al audio completo de una conversación dramática. “Señora, páseme a su hijo al teléfono, pásemelo”, dice el médico del servicio de asistencia médica a Carmen. “¡Pero es que se está ahogando! ¿No le digo que se está ahogando?”, contesta ella, desesperada. Mientras, el joven apenas podía balbucear. “Me ahogo… No puedo…”, consigue articular Aitor. “Yo no te escucho que te ahogues. ¿Has estado nervioso o algo?”, le preguntan del otro lado.

Te puede interesar...

A continuación, el médico le dice a la madre que su hijo “no tiene nada” y “respira perfectamente”. Incluso, le comenta que su hijo “se ha tomado algo”: “Yo creo que está un poco tocado”, dice. Poco después de colgar el teléfono, Aitor quedó inconsciente por segunda vez, se puso “azul” y entró en un paro cardíaco. A la cuarta llamada, su madre logró que mandaran una ambulancia: ya era tarde. Ahora, los padres del joven reclaman 175.000 euros de indemnización a la Comunidad de Madrid, de quien depende el centro médico que ignoró las llamadas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído