El clima en Neuquén

icon
12° Temp
94% Hum
La Mañana vecinos

Un grupo de vecinos busca preservar la identidad neuquina

“Sentires Neuquinos” trabaja para rescatar el relato popular, las historias de aquellos que participaron en la conformación de la provincia y nunca fueron escuchados.

Pese a que Neuquén siempre fue considerada una “provincia joven”, con una historia incipiente y personajes destacados que contribuyeron a la conformación de la sociedad que conocemos hoy en día, los libros de historia solo recogen relatos cuidadosamente seleccionados; sin embargo, un grupo de vecinos se propuso cuestionar esto. Es por ello que decidieron reunirse para escuchar a quienes contribuyeron de manera silenciosa a plantar los cimientos de lo que hoy es Neuquén.

Casi como si hubiera sido de casualidad, Claudio Oseroff, Virginia Arias y Juan González se encontraron a pesar de transitar por caminos completamente distintos, desde profesionalmente hasta en franja etaria. No obstante, los tres compartían el mismo sentir y antepasados que trabajaron de sol a sol para salir adelante en un territorio desértico que soñaba con ser una gran ciudad.

“Vir y yo nos conocimos de casualidad en un evento en Buenos Aires por un tema completamente distinto. Pero como los dos éramos neuquinos nos pusimos a charlar y descubrimos que yo conocía a su papá”, contó Claudio a LMNeuquén, en tono risueño.

Reunion grupo sentires- Casa de las leyes (1).JPG

De ese primer encuentro surgió lo que ellos llaman “el entramado de las historias neuquinas” y comenzaron a conversar sobre anécdotas familiares y de personas conocidas en común. “Es tremendo como de una charla cualquiera pueden surgir tantas historias. Entonces nos dimos cuenta de lo importante que puede es conocer nuestra historia, pero esa que va más allá de lo que esté en los libros”, observó.

Fue en ese mismo momento que decidieron poner manos a la obra en cuanto volvieran a Neuquén para, de alguna manera, poder recabar los relatos de aquellas personas invisibilizadas por los textos académicos tradicionales. “Yo acababa de perder a mi abuela, con lo que eso conlleva, entonces me di cuenta de que ella vivió tanto, tenía tanta historia para compartir, que estaba guardada en ella y conmigo que me gustaba escucharla”, contó emocionada Virginia.

Y “como todo fluye”, como le gusta confiar a Virginia, en el camino de este incipiente proyecto se cruzó Juan, un aficionado a recopilar la historia de Neuquén como hobbie, pero que ha conseguido crear un importante archivo histórico. “Cuando empecé allá por el 2013 estaba solo, algunos me decían que perdía el tiempo, que Neuquén no tiene historia como las provincias del norte, pero el tiempo ha demostrado que, si tenemos historia y está en cada rincón, aunque algunos no la vean”, contó.

San Martin y La Rioja -Neuquén 1932.jpg

De este modo, entre conversaciones se dieron cuenta de que de una u otra forma los tres compartían el mismo objetivo, visibilizar las vivencias de los vecinos fundadores que habían pasado desapercibido. “Nuestra idea es recoger un poco el Neuquén de ayer. La cotidianidad, las anécdotas, el relato”, explicó Claudio.

A esto sumó: “Neuquén creció con mucha inmigración y hay mucha gente que tiene mucho para contar, pero no solo de la ciudad, sino de la provincia. Esto es importante porque abarca toda la provincia, nosotros particularmente estamos trabajando en toda la provincia. Actualmente, estamos viendo de poder seguir este mismo trabajo en Zapala, Chos Malal, San Martín y Junín de los Andes”.

Pese a encontrarse en la etapa de conformación, aquellas personas interesa en participar pueden escribir al correo electrónico es [email protected]

La identidad neuquina es el objetivo

El objetivo de Saberes Neuquinos es definir o armar lo que es nuestra identidad hoy en día como neuquinos y tratar de que la gente joven, nuestros hijos, nuestros nietos empiecen a conocer lo que somos los neuquinos. Neuquén es una provincia muy muy joven, nosotros somos parte de la historia, yo nací antes de que esto fuera provincia, cuando todavía era territorio nacional”, contó Claudio.

Reunion grupo sentires- Casa de las leyes (3).JPG
Reunión del grupo Sentires Neuquinos en la Casa de Las Leyes.

Reunión del grupo Sentires Neuquinos en la Casa de Las Leyes.

Es por ello que después de mucho analizar que nombre iban a ponerle al grupo, llegaron a la conclusión de que querían algo abarcativo y plural. “El nombre fue una casualidad, una linda casualidad, Sentires Neuquinos en plural es porque tenemos como la consigna que la identidad neuquina se fue conformando a través del sentir sobre un mismo fenómeno, en un momento histórico alguien sintió una cosa y otra persona sintió otra y todos los sentires son válidos y todos hacen a la conformación a este tejido de la identidad neuquina”, indicó Virginia.

Ante esto, se plantearon como meta preservar la identidad, dejar legado, tender puentes con las próximas generaciones sobre lo rico y plural de la historia de Neuquén. “Queremos recopilar los relatos de los que todavía están vivos. Es un poco darles voz a todas esas abuelas invisibles, que todavía nos acompañan en este plano, que son tan valiosos sus sentires tanto como el de la historia oficial que todos ya conocemos, porque hay un montón de otras historias que no las conocemos y pretendemos dar con esa narrativa que fue dando origen a esta identidad nuestra como sociedad”, explicó Virginia.

También cuentan con el acompañamiento de aquellos cuyos padres y abuelos ya fallecieron, pero que contribuyeron a conformar lo que hoy es la gran capital de la Patagonia. “Los descendientes van aportando material y les gustaría que sus familiares tengan un reconocimiento. Eran los trabajadores del día a día”, contó Juan, quien a diario recibe fotografías y documentación en su página de Facebook: Neuquén en el Tiempo.

Foto de uno de los primeros canillitas de Neuquén.jpg
Uno de los primeros canillitas de la ciudad de Neuquén.

Uno de los primeros canillitas de la ciudad de Neuquén.

Creando la historia a partir de las anécdotas

Además, de la recopilación de relatos se encuentra el recuerdo de aquellos viejos oficios que había en aquel incipiente Neuquén. “Mi viejo fue el primero que trajo televisores para vender, cuando llegó Canal 7. En esa época tuvo que contratar a un antenista para que dejara funcionando las teles que vendía. Ese es un oficio muy poco mencionado”, recordó Claudio.

Pero su anécdota no terminó allí, sino que él y su hermano, siendo tan solo unos niños, acompañaron al profesional de las antenas televisivas hasta que lograron ver y develar la técnica. “Entonces, cuando él se fue con mi hermano, nos dedicamos a instalar las antenas”, contó divertido.

A lo que sus amigos y compañeros de proyecto le indicaron: “¡Te convertiste en antenista!”. Aquella profesión ya olvidada en el tiempo.

De este modo, las historias de los vecinos sacan del baúl de los recuerdos, vivencias que permanecieron casi olvidadas durante décadas.

Cine Teatro Español 1943.jpg
Cine Teatro Español, 1943.

Cine Teatro Español, 1943.

En cada vecino de la provincia una historia

A medida que el proyecto va creciendo, más personas los contacta para contarles historias familiares, mostrarles recuerdos que para ellos son valiosos. Hasta participación en algunos momentos de la historia mundial que solo ha quedado dentro de las cuatro paredes de la casa. “Un vecino de Junín de los Andes, que ya falleció participó en la Segunda Guerra Mundial y en su comunidad nadie lo sabía”, señaló Juan.

Entonces, con la pasión y el amor que solo los amantes de la historia pueden impregnar en cada relato, continuó: “Su nombre era Bernardo de Larminat, él nació en Buenos Aires, pero se crio en Neuquén. Cuando ya era grande y estalló la Segunda Guerra Mundial, como su familia era descendiente de franceses fue y se anotó como voluntario. Entonces participó como piloto en los aviones de los Aliados en travesías legendarias. Su familia conserva las medallas y todas las cosas que le otorgaron”.

BERNARDO DE LARMINAT.jpg
Bernardo de Larminat.

Bernardo de Larminat.

Sin embargo, esa historia que se ve tan lejana y única se entrelaza con la de otro vecino de esa misma localidad del norte neuquino. “Él tenía un vecino que había participado también en la Segunda Guerra Mundial, pero este hombre era descendiente de alemanes y había estado también en la aviación, pero en la del Eje. O sea, pelearon en contra. Entonces hay anécdotas de los dos discutiendo en el alambrado que separaba sus casas. Es increíble como de una historia se va entrelazando”, contó divertido.

Al mismo tiempo, estos dos hombres estuvieron entre los primeros pobladores de la localidad del norte de la provincia. Es por ello que consideran tan importante resguardar aquello que ha aportado de alguna forma a la diversidad cultural que hoy impera en Neuquén.

“Todo fluye y confluye. El relato popular que fueron conformando la historia”, coincidieron los tres.

El espacio Sentires Neuquinos convoca cada día a más ciudadanos interesados en preservar la narrativa popular que fue conformando nuestra historia, cada miércoles se reúnen en la Biblioteca Alberdi, siendo el grupo fundador: Laura Perez, Naldo Labrin, Elsa Becerra, Marina Smoljan, Julio Falleti, Daniel Tarantino, Jorge Fernández Garro y Nora Kamman Para más información podés contactarte al correo: [email protected] El espacio Sentires Neuquinos convoca cada día a más ciudadanos interesados en preservar la narrativa popular que fue conformando nuestra historia, cada miércoles se reúnen en la Biblioteca Alberdi, siendo el grupo fundador: Laura Perez, Naldo Labrin, Elsa Becerra, Marina Smoljan, Julio Falleti, Daniel Tarantino, Jorge Fernández Garro y Nora Kamman Para más información podés contactarte al correo: [email protected]

Reunion grupo sentires- Casa de las leyes (4).JPG

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario