No se sabe dónde está el presidente de Interpol

El chino Hongwei Meng desapareció hace una semana.

La policía francesa abrió ayer una investigación tras la desaparición del presidente de Interpol, el chino Hongwei Meng. Su familia no tiene noticias suyas desde hace siete días. Lo último que se sabe es que Meng viajó a su país desde Lyon, donde queda la mayor organización policial internacional, que tiene 192 miembros.

El diario independiente South China Morning Post publicó que Meng está “bajo investigación” en ese país, aunque “no está clara” la razón ni el lugar donde se encuentra presuntamente retenido. “Este es un asunto para las autoridades competentes en Francia y China”, señaló un vocero de Interpol.

Te puede interesar...

La radio Europe 1 indicó que la esposa de Meng, que permanece en Lyon con sus hijos, acudió a la policía porque no tenía ninguna información de su marido desde el 29 de septiembre. La policía judicial francesa interrogó a la mujer y decidió abrir una investigación por desaparición inquietante.

El funcionario tiene 64 años y es el primer chino que dirige Interpol. Fue elegido en noviembre de 2016, con mandato hasta 2020. Antes en su país fue viceministro de Seguridad Pública, vicepresidente de la Comisión Nacional de Control de Drogas y director de la Oficina Nacional contra el Terrorismo.

Desde China no llegan novedades: ayer fue fiesta nacional. Pero en el pasado desapariciones como la de Meng estuvieron relacionadas con investigaciones por corrupción o medidas disciplinarias dentro del gobernante Partido Comunista. En esos casos llevaban a los sospechosos a un lugar secreto o bajo arresto domiciliario, sin contacto con sus familiares. El South China Morning Post cita una fuente anónima asegurando que “apenas aterrizó” a Meng se lo llevaron para un interrogatorio.

Considerado un peso pesado del Partido Comunista Chino, su nombramiento creó gran malestar entre las organizaciones defensoras de los derechos humanos, que consideran que Beijing se sirve de Interpol para perseguir a opositores al régimen.

Esta organización, que está integrada por 192 países y coordina la acción policial internacional, aseguró entonces que el presidente no se ocupa de la dirección operativa de la organización, que recae en el secretario general, puesto que en la actualidad ocupa el alemán Jürgen Stock. El artículo 3 de sus estatutos, precisamente, prohíbe toda injerencia en materia política. Por ahora, la situación está rodeada de misterio.

--> Siempre estuvo mirado de reojo

Durante su carrera como policía, Meng trabajó en unidades de lucha contra el tráfico de droga y de antiterrorismo. Su elección dio lugar a críticas de organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Pekín ha utilizado a menudo a Interpol para “detener a disidentes y refugiados en el extranjero”, había alertado Amnistía Internacional. Pero Interpol rechazó las acusaciones de parcialidad y recordó que la organización tiene prohibida toda actividad o intervención en asuntos de carácter político, militar, religioso o racial. Para China, ese temor no tenía ningún “fundamento”, según el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Lu Kang.

Interpol, organización ubicada en Lyon, permite facilitar la cooperación entre las policías de sus 192 países. Es conocida, entre otros, por sus “notificaciones rojas”, que se utilizan para solicitar la localización y detención de una persona buscada por las autoridades judiciales de un país determinado o por un tribunal internacional con miras a su extradición.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído