El clima en Neuquén

icon
18° Temp
59% Hum
La Mañana Agustina

Para la defensa, Agustina murió en el río porque estaba muy alcoholizada

El médico forense de parte sostuvo que esa fue la causa por la cual Agustina ingresó de manera imprudente al río y se ahogó, o sufrió una muerte súbita. La fiscalía puso en duda la idoneidad del perito y hubo polémica.

En la última audiencia del juicio contra Ezequiel Rebolledo, acusado de matar a la joven Agustina Atencio, declaró el médico forense que propuso la defensa. El perito de parte hizo un repaso de todos los informes técnicos que intentan arrojar luz sobre lo que pasó con la víctima, y llegó a la conclusión de que su muerte fue natural o accidental.

"Tratando de decir la verdad, para mí la causa de muerte fue intoxicación alcohólica. Eso hizo que ingresara de manera imprudente al río y sufrió ahogamiento", expresó el médico Francisco Delgado.

Te puede interesar...

Está claro que ingresó viva al agua porque aspiró microalgas presentes en el cauce del río que fueron halladas en la médula ósea de sus fémures.

En consecuencia, el médico de la defensa deslizó dos posibilidades: sufrió una muerte súbita en el agua, por una arritmia cardíaca, en cuyo caso su muerte fue natural; o sufrió una muerte accidental por ahogamiento.

La teoría de la muerte súbita que introdujo en el debate viene a colación de algunas anomalías coronarias que detectó en el corazón de Agustina. "La joven tenía arteriosclerosis coronaria", dijo.

hallazgo Agustina atencio

Y reparó en el alto estado de ebriedad que presentaba, con 2,66 gramos de alcohol en sangre y más de 6 gramos en el estómago, como estableció el informe toxicológico. "El alcohol lleva a conductas peligrosas, como caminar por la cornisa del lecho de un río", sostuvo.

Advirtió que muchos jóvenes alcoholizados se mueren porque aspiran su propio vómito, y posteriormente señaló: "La segunda causa de muerte es el ahogamiento. Y el ahogamiento, en un 90 por ciento de los casos, es accidental".

La fiscalía, no obstante, dejó en evidencia que los números que manejaba -respecto de la muerte por ahogamiento- no referenciaban ningún estudio de base en concreto, en Argentina. Tampoco sabía el testigo cuál era la primera causa de muerte en los jóvenes.

Sumado a que no se encontraron rastros de ADN del imputado en el cuerpo de la víctima, testigos del hecho no hubo ni se advirtieron lesiones traumáticas que le hayan provocado la muerte a Agustina, el médico descartó en el caso la participación de terceros.

Vergonzoso

Lamentablemente, sobre el final del juicio, las faltas de respeto que la defensa y la parte acusadora se dispensaron a lo largo del todo el debate volvieron a recrudecer en torno a un testigo. Lejos de ceñirse a la información que se ventila, la fiscalía introdujo cuestiones jurídicas y hasta personales que nada tienen que ver con el caso para poner en duda al profesional que ofrecía a los jurados populares sus propias conclusiones.

"Yo trabajo siempre con la verdad, no miento ni ofendo. Están atentando contra mi honor", terminó diciendo el profesional.

Por respeto a los ciudadanos y ciudadanas presentes, el juez Marcelo Gómez tuvo que poner orden en la sala y recordarle a las partes "el lugar que están ocupando". Solicitó también a la fiscalía que se dirija al testigo "con el respeto que se merece". La defensa advirtió que el testigo había sido víctima de hostigamiento.

Juicio por el femicidio de Agustina WEB01.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

25% Me interesa
6.25% Me gusta
9.375% Me da igual
9.375% Me aburre
50% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario