Pechi negó plan electoral tras su asado con Sobisch

Se reunieron en privado. Acusa a Gutiérrez de haber "operado" la difusión.

NEUQUÉN
Horacio "Pechi" Quiroga reconoció ayer que tuvo una reunión privada en su casa del barrio Rincón Club de Campo con el ex gobernador Jorge Omar Sobisch.

La noticia, que se conoció de manera extraoficial y desde distintos corrillos de la política neuquina el sábado pasado, fue tomando cuerpo sin que los dos actores confirmaran hasta ayer el encuentro.

Cuando el mitín salió a la luz, el mismo Pechi no dudó de calificar la filtración mediática como "una operación del gobierno de la provincia", acusando al mismo Omar Gutiérrez de haber jalado los hilos para que se expusiera a los dos actores hablando de política.

"Son especulaciones absurdas, es una fantasía bárbara, hablando de candidaturas. Se están haciendo el bocho demasiado o bien se prestan para una operación desde el gobierno de la provincia", dijo Quiroga a un movilero de una radio en el aeropuerto neuquino.

"Yo como con quien me da la gana, es un ambiente privado, compartimos un asado", confirmó en tono que denotó molestia.

Sin embargo, le quitó el tinte polémico a la reunión en la que, según las fuentes de ambas facciones, se ventilaron cuestiones electorales de cara a 2019. Más bien, Quiroga calificó el encuentro como una reunión entre dos amigos que se frecuentan hace tiempo.

"Desde el punto de vista de la amistad, cada uno frecuenta a quien le da la gana. Pero desde el punto de vista de la política, Sobisch está en la cuenta corriente de Gutiérrez porque es del Movimiento Popular Neuquino", dijo, y agregó: "Yo no lo voté nunca".

Las denuncias que pesaron sobre Sobisch por el caso Fuentealba (del que fue absuelto hace un mes) esmerilaron la imagen pública durante años en un sector social.

"Con ese criterio podríamos decir que no me podría juntar nunca con Jorge Sapag, que dejó quebrada la provincia, y si me encuentro voy a comer con él, qué problema hay", ironizó el jefe comunal.

Ciudad politizada
El clima en la capital está bastante revuelto por estos días. Ya hubo cruces entre el ministro de Gobierno y Educación, Mariano Gaido, y ayer hasta el subsecretario de Asunto Públicos de la provincia, Osvaldo Llancafilo, echó más leña al fuego por el tema.

Los interesados en que se difunda la noticia del asado (las fuentes partidarias aseguran que fue Sobisch quien llamó a Quiroga) no son sólo del MPN, sino de otros partidos políticos, que en ciertas facciones están en sintonía con la Provincia.

Sobisch fue consultado por este diario respecto de la reunión, pero evitó hablar del tema en forma inmediata. "Estoy en Buenos Aires, no tengo problemas en hablar", dijo, aunque no confirmó la noticia.

Llancafilo
"Quiroga está un poco celoso"

Osvaldo Llancafilo, subsecretario de Asuntos Públicos de la provincia, dijo que "Quiroga está un poco celoso", en referencia a la relación que tiene el gobernador Gutiérrez con el presidente Mauricio Macri. "Esos celos hacen que el intendente se equivoque, se enoja y eso es contradictorio", expresó.

De campaña
Resurgió en la escena política por las polémicas frases en las redes sociales

Jorge Sobisch empezó a moverse por la Provincia en distintas reuniones con militantes y hasta concejales del MPN desde hace unos meses. Y como estrategia mediática utilizó las redes sociales, como Twitter, Facebook e Instagram. En Centenario, se sacó fotos con dos concejales, la noticia tuvo una rápida repercusión y se ganó el repudio de ATEN.

El tres veces gobernador de la provincia fue crítico de la posición que hoy tiene el partido provincial respecto del gobierno nacional y llamó a "retomar las banderas del MPN". Pero el mismo Sobisch ha sido una persona que compatibiliza con las políticas del presidente Mauricio Macri.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído