Pese al frío, hubo coloridos festejos por el 25 de Mayo

La gente no se quiso perder la celebración, donde el baile y las banderas fueron los protagonistas.

Neuquén
Los cinco grados de temperatura no impidieron que se juntaran cientos de neuquinos para conmemorar el 206º aniversario de la Revolución de Mayo en pleno centro de la ciudad de Neuquén.

Con sacones, gorros y abrigos, algunos fueron motivados por la fecha patria y otros por militancia, como los que caminaron encolumnados las tres cuadras que separan Casa de Gobierno de la Municipalidad. Al inicio de la ceremonia se realizó la tradicional presentación de la Agrupación 25 de Mayo por el jefe de tropas, coronel Carlos Carasato, al comandante de la Sexta Brigada de Montaña, coronel José Antonio Saumell Robert. Luego se procedió a la revista de tropas formadas, con el saludo del intendente Horacio Quiroga y del gobernador Omar Guitiérrez.

Los asistentes se congregaron en la explanada ubicada en inmediaciones al monumento al general San Martín, donde se colocó un atril desde el que pronunciaron palabras alusivas. Primero fue el intendente Quiroga y luego el gobernador Gutiérrez.

"Estas fechas que nos reúnen para celebrar como ciudad, como pueblo argentino, también tienen que servir como momento de reflexión para rescatar los mejores valores de la Revolución de Mayo y así proyectarlos hacia el futuro, para volver a ser esa nación que alguna vez fuimos, la del progreso, la del desarrollo, la que causaba admiración", reflexionó Quiroga.

Luego, el gobernador homenajeó a los héroes de la Revolución que fundaron las bases de la nación, ante la atenta mirada de los escolares, de los boys scouts, de las organizaciones no gubernamentales y algunas agrupaciones culturales. Convocó a "honrar el legado de libertad que forjaron los hombres y mujeres de la Patria aquel 25 de mayo de 1810" y apeló a "trabajar por una sociedad inclusiva y por una economía competitiva integrada y con foco en el desarrollo social".

Acompañados de sus padres, los niños hicieron flamear las banderas celestes y blancas y algunos, con termo bajo el brazo, se llevaron el equipo de mate para contrarrestar el frío de la mañana.

Como todo acto patriótico, no faltaron los acordes de la Banda de Música del Batallón de Ingenieros de Montaña VI y el chocolate caliente acompañado de tortas fritas que se ofreció al final de la ceremonia protocolar, a la que no faltaron funcionarios provinciales y municipales.



Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído