Plottier tiene el basural más grande de la provincia

Son 14 hectáreas donde se queman residuos todos los días.

POR ANA LAURA CALDUCCI / calduccia@lmneuquen.com.ar

En el extremo noreste de Plottier, casi llegando al final de la calle Río Colorado, las fábricas del Parque Industrial se levantan entre un reguero de latas oxidadas y bolsas de nylon. Ese sendero maloliente marca el ingreso a una enorme cava donde se queman toneladas de residuos todos los días. Allí funciona el vertedero municipal, que ya ocupa 14 hectáreas y se convirtió en el basural a cielo abierto más grande de la provincia.

En 1998, Plottier empezó a tirar sus desechos sobre un terreno privado de unas 3,5 hectáreas. Desde entonces, el espacio original se multiplicó por cuatro. Además, quedó pegado al Parque Industrial.

El vertedero no tiene alambrado perimetral ni vigilancia. Los únicos que “cuidan” del predio son unos 60 cirujas, que pasan gran parte del día entre el humo buscando materiales para reventa.

Al no haber control, la basura lo inunda todo, hasta las calles aledañas. Y en el cirujeo, la única regla es que el más veloz se lleva la mejor parte.

“Plottier es el basural a cielo abierto más grande de la provincia, con la gravedad de la quema prácticamente diaria, la cantidad de animales y la gente que recupera la basura, que vive ahí muy cerquita”, confirmó el director provincial de Ambiente, Mauro Leonart. En varias ocasiones encontraron niños “y hasta vimos una garita precaria con personas instaladas en la fosa”.

Para la Subsecretaría de Ambiente provincial, Plottier es uno de los 12 municipios críticos en el manejo de los residuos (ver aparte).

p04-f02-basural-a-cielo-abierto.jpg

El intendente, Andrés Peressini, explicó que el problema del basural excede a la localidad. Señaló que hay “una innumerable cantidad de particulares y empresas de contenedores que tiran acá porque en otro lado les cobran o no los dejan”. Agregó que se están ocupando de ese problema y a fin de mes van “a intervenir para erradicar el arrojo clandestino”. Otra medida que tomaron es mandar los desechos domiciliarios al Complejo Ambiental de Neuquén. Peressini afirmó que, para octubre, enviarán “el cien por ciento, que son casi 45 mil kilos diarios”. No obstante, reconoció que el convenio no incluye los residuos voluminosos, patógenos e inflamables o líquidos industriales. También explicó que, cuando frenen el crecimiento del basural, quedará la tarea más difícil, que es remediar. Indicó que están buscando financiamiento, “porque eso tiene un costo altísimo”.

Mientras se piensan soluciones, la gran fosa arde en una humareda tóxica que se distingue a varias cuadras y la tierra renegrida avanza como una mancha sobre la meseta. Es la añeja huella de la quema más grande de Neuquén.

--> 12 municipios con muchos problemas

En la provincia hay 12 localidades donde el manejo de los residuos está en una “situación ambiental crítica”. Son Plottier, Picún Leufú, Plaza Huincul, Villa Traful, Las Coloradas, Las Lajas, Loncopué, Chos Malal, Junín de los Andes, Aluminé, Las Ovejas y Varvarco.

Los datos corresponden a un relevamiento que hizo la Subsecretaría de Ambiente de la provincia, para ordenar el tratamiento de la basura en la región. Se analizaron 36 municipios y tres comisiones de fomento.

Entre las localidades con riesgo ambiental, se incluyó a Aluminé y Junín de los Andes, aunque se aclaró que ambas están saneando sus viejos basurales y avanzaron en el tratamiento de los residuos. Los otros diez municipios críticos tienen vertederos a cielo abierto, la mayoría sin cerco perimetral.

Hay además 24 localidades con basurales a cielo abierto que, por su ubicación o volumen, tienen un riesgo ambiental menor. Dos de ellas, Taquimilán y Zapala, tapan sus desechos periódicamente.

En el informe se remarca que sólo Neuquén, Villa La Angostura y San Martín de los Andes cuentan con relleno sanitario y una planta para tratar los residuos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído