El clima en Neuquén

icon
Temp
62% Hum
La Mañana Senillosa

Abusadores presos en Senillosa se quejaron de que porciones de comida son escasas y reclamaron más carne

También indicaron que las viandas venían con cucarachas. Tras un informe del SPF, la presentación fue descartada por la justicia federal.

Abusadores alojados en el pabellón C1 del Complejo V de Senillosa impulsaron un hábeas corpus colectivo luego de que supuestamente les entregaron viandas con cucarachas y porciones reducidas. Asimismo, sugirieron que el Servicio Penitenciario Federal (SPF) los discriminaba por el carácter de los delitos que se les atribuyen, que son contra la integridad sexual.

La presentación de los presos recorrió distintos ámbitos de la justicia federal de la región y el último análisis estuvo a cargo de los integrantes de la Cámara Federal de General Roca.

El recurso que ingresó en forma inicial en el juzgado federal 2 de Neuquén capital apuntó al estado de los alimentos que reciben a diario. Entre otros reclamos, los internos aseguraron que encontraron insectos. También se quejaron de que como no tienen visitas, solo cuentan con la opción de la cantina y la proveeduría de la cárcel y que los precios son muy elevados.

Frente a la situación descripta, se hizo una audiencia y un presidiario describió lo que presuntamente ocurre con las comidas diarias. “Los días que nos toca carne vacuna, deberíamos recibir 200 gramos... pero vienen pedacitos pequeños y con mucha grasa. Los días que recibimos pollo, viene con olor feo como si estuviese en mal estado. Además, antes venía el muslo completo con pata y ahora viene la pata sola. También muchas veces la comida viene como si fuese una sopa, con mucho material líquido”, denunció el preso ante los funcionarios judiciales.

Malestar por menús sin carne

Las quejas del interno se reiteraron en gran parte de su exposición ante los funcionarios judiciales y, refiriéndose al menú, indicó que “por semana recibimos cuatros menús distintos, pollo con arroz, lentejas con arroz, que antes venía con carne pero ahora no, milanesa con puré y uno de los días recibimos un pedazo de carne, solo sin nada”.

Las denuncias de los internos derivaron en la intervención del defensor oficial y una nutricionista, que se encargó de realizar un informe.

Desde la cárcel, se hizo un completo descargo y se descartaron los planteos de los presos quejosos. Entre otros detalles, resaltaron que las bandejas eran armadas por personas que cuentan con el carnet de manipulación de alimentos y que se solicita de manera periódica una certificación del manejo integral de plagas.

Los informes del SPF descartaron irregularidades

El juez de primera instancia que intervino llevó adelante varios pedidos para tener una idea precisa del manejo de los alimentos y requirió que se entreguen actas donde estén registradas las comidas que reciben los presos. Los responsables respondieron a todos los oficios y el magistrado entendió que no había elementos suficientes para argumentar un agravamiento ilegítimo en las condiciones de detención.

Los camaristas roquenses evaluaron que el descargo del SFP ya había sido realizado ante el juez de primera instancia y que no correspondía la elevación del recurso para su análisis en otra instancia.

Durante los últimos meses, el SPF tuvo que llevar múltiples procedimientos debido al ingreso de distintos elementos al penal en el marco de las visitas que reciben los presos. La semana pasada, destacaron desde el Ministerio de Seguridad de Nación, fueron secuestrados siete pendrives y un celular.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario