Por la rebaja en naftas, las ventas suben hasta un 80%

Muchos usuarios llenan el tanque en las estaciones de Neuquén.

Sofia Sandoval
sandovals@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- En lo que va de este mes, las estaciones de servicio neuquinas vivieron un ajetreo inusual, producto de un aumento en las ventas causado por la baja en los precios de los combustibles. Muchos neuquinos comenzaron a pedir tanque lleno a partir de la aprobación de la Ley 27.209, que implicó una reducción del 22% en el precio de la nafta y del 12% del gasoil para las provincias patagónicas.

La ley, que fue aprobada el 4 de noviembre, comenzó a aplicarse en diciembre, pero con algunos retrasos. Por eso, muchos automovilistas cargaban unos pocos litros, con la idea de esperar los precios más baratos. Una vez que se hizo efectivo el descuento, los expendedores notaron un fuerte incremento en las ventas que, según estiman, oscila entre el 50% y el 80%.

"Hay dos tipos de estaciones: las de ruta y las de ciudad, pero la nuestra igual recibe muchos turistas que cargan antes de empezar el viaje", indicó Diego Formento, contador de una estación ubicada en la esquina de Illia e Islas Malvinas. Por lo tanto, explicó que tienen muchas expectativas de aumentar aún más las ventas para las fiestas y las vacaciones. "Si bien baja el consumo por el fin del ciclo lectivo y laboral, la gente carga para viajar", aclaró.

Los expendedores esperan incrementar aún más las ventas en enero, cuando se produzca el arribo masivo de turistas a la provincia.

Los expendedores coinciden en que ahora no sólo reciben más clientes, sino que los usuarios son más propensos a pedir el tanque lleno. "Les decís que son 350 pesos y les extraña lo barato que es llenar el tanque", indicó Daniel Wendel, encargado de una estación de servicio. Para él, la gente se sorprendió con la baja en un contexto en que todos los precios suben.

Wendel señaló que el trabajo en la playa se intensificó y provocó hasta la necesidad de incrementar el personal. "Estamos haciendo entrevistas para tomar ocho playeros nuevos en cada sucursal", dijo, y agregó: "Para nosotros es positivo para los dos lados, porque tenemos más trabajo y porque la gente puede cargar más".

22 por ciento es la rebaja que se aplicó a las naftas. Esto involucra a toda la región patagónica. Para el gasoil, el descuento alcanza el 12 por ciento. La medida comenzó a regir a principios de este mes.

Usuarios

Autos, motos y camionetas esperaban su turno para estacionar frente al surtidor. Una mujer de pelo oscuro salió del auto y se acercó a firmar el recibo de su tarjeta de débito. "Yo vengo seguido porque trabajo con el auto y la noticia fue muy positiva para mí, ahora tengo un plus en las ganancias", sonrió.
Carolina llegó a la estación con un vestido de verano. En el asiento trasero, su hija viajaba dormida en una silla de bebé. "Uso mucho el auto para llevar a las nenas, y esta rebaja hace más liviano llegar a fin de mes", indicó.

Al igual que otros usuarios, la joven aprovechó los buenos precios para hacer un viaje en auto. Wendel aclaró que esperan una "concurrencia masiva" para estas fiestas y las vacaciones de enero. "La gente se va animar a viajar y nuestra provincia va a ser un buen destino turístico", señaló.

La paradoja de que la nafta sea más barata que el gasoil

A Diego, un joven que maneja un auto diésel, le sorprendió que ahora la nafta sea más barata que el gasoil. "Es raro porque es el combustible con más demanda, porque los camioneros y los colectivos suelen usar gasoil", expresó. Para el encargado de una estación en Jujuy y San Martín, se notó la baja en las ventas de ese tipo de combustibles.

"Como el porcentaje de rebaja fue menor, el gasoil quedó más caro que la nafta, cuando históricamente era más barato", dijo el encargado. Con esta ley, en las estaciones YPF el diésel más barato sale $11,45 por litro, mientras que la nafta super cuesta $10,25.

Por esta razón, al menos en la región patagónica, quienes estén en la búsqueda de un vehículo gasolero para economizar ahora lo pensarán dos veces, ya que un auto naftero terminará siendo más conveniente en cuanto a la carga de combustible.

En enero, aumentan la luz y el gas

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, adelantó que el Gobierno nacional pondrá en marcha "un proceso de modificación gradual de los subsidios a las tarifas de los servicios eléctricos y de gas natural".

Las subas comenzarían en enero y el funcionario dijo que se excluirá a "los sectores más vulnerables" del llamado "sinceramiento tarifario". En principio el nuevo esquema estaba prensado para el área metropolitana bonaerense, pero según trascendió se está pensando en extenderlo al resto de las provincias. Es decir, el ajuste también tendría efecto en Neuquén.

Aranguren confirmó la quita de subsidios en su exposición durante el almuerzo del Día del Petróleo, celebrado ayer en el Hotel Sheraton de Retiro.

Según fuentes oficiales, el nuevo ministro de Energía (que ayer se reunió en Buenos Aires con el gobernador Omar Gutiérrez, ver pág. 8) avanzará con una fuerte modificación de los cuadros tarifarios, aunque aún no se saben los porcentajes.

Recientemente, Aranguren había reconocido que un aumento era inevitable y se había quejado de que las tarifas en el área metropolitana eran "ridículas" porque existía "una discriminación de precios" que "perjudica a buena parte del país".

De todos modos, el funcionario había reconocido días atrás que en la readecuación tarifaria debía considerarse a "aquellos sectores que tienen un poder adquisitivo menor" para que "puedan mantener los subsidios de luz y gas tal como hasta ahora".

Sobre la metodología para aplicar los incrementos, Aranguren había dicho que se estaban haciendo cruces de datos para evaluar el poder adquisitivo, capacidad contributiva y consumo energético de los consumidores.

Luego reiteró el proceso de aumento que comenzará en enero para la luz y el gas bajo el eufemismo de "sinceramiento tarifario" y dijo: "Es evidente que por más que intentemos corregir los niveles tarifarios en algún momento, las inversiones necesarias para mejorar la calidad de la red de distribución no van a estar este verano".

Consultado tras el encuentro en el Club del Petróleo por los periodistas sobre los cortes de luz registrados en varios barrios metropolitanos en los últimos días, el funcionario explicó: "Estamos analizando el estado de situación del sector eléctrico. En función de eso haremos todo lo que tengamos que hacer para asegurar las políticas adecuadas".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído