El clima en Neuquén

icon
27° Temp
28% Hum
LMNeuquen Fenómeno

¿Por qué llega a la Patagonia el humo de los incendios en Australia?

Las nubes están en el país desde el lunes sin generar complicaciones y se disipan del sur por las lluvias en la cordillera. "Es algo normal", afirmó meteorólogo Frassetto a LM Neuquén.

El humo de los incendios en Australia está en gran parte del país, sin causar daños dentro del territorio y se mitiga en la Patagonia por las lluvias ocasionadas en la región cordillerana, mientras que las llamas que comenzaron en septiembre del otro lado del Pacífico, no cesan.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) observó que la nube ingresó desde el oeste de la Argentina el día 6 de enero y se movilizó hacia el este, estableciéndose en el centro. La altura en la que se encuentran estás formaciones es de entre 4.000 y 5.000 metros y es imposible de ver a simple vista.

Te puede interesar...

SMN Argentina on Twitter

El meteorólogo Fernando Frassetto aseguró a LM Neuquén que “este humo no causa consecuencias, solo podría afectar la visual dependiendo de cómo evolucione”, y agregó: “Es normal que esto ocurra. Por ejemplo, cuando entró en erupción el volcán de acá, las cenizas generaron complicaciones en Australia”.

En 1991, en la erupción del Hudson, el viento llevó las partículas de las cenizas a Australia y produjo algunos problemas mayores, relacionado a la cancelación de vuelos y la salud. En este caso las consecuencias no son tan graves, aunque podría generar algún malestar en las personas alérgicas y mala visibilidad en el caso de que la nube baje.

Si bien se está disipando en la zona patagónica a partir de la lluvia en la región cordillerana, el SMN publicó: “Es posible que en los próximos días continúe ingresando humo con intensidad variable porque ya se observa su presencia sobre el océano Pacífico”.

Por su parte, la problemática dentro de Australia parece que no acabar. Siguen los focos de incendios motivados por tres factores importantes relacionado con las sequías, los vientos que traen el aire seco del desierto y las altas temperaturas, sumado a la ausencia de lluvia. Este fenómeno, que comenzó en septiembre y aún no paró, produjo 24 muertes, más de 5 millones de hectáreas arrasadas y unos 500 millones de animales muertos.

El Servicio Meteorológico Nacional sigue observando el movimiento de las nubes, mientras que el gobierno australiano intenta apagar los incendios sin éxito y espera que la lluvia ayude a parar el fuego.

LEÉ MÁS

Australia arranca el Año Nuevo en llamas

Australia: la imagen de un rescatista que le da agua a un koala recorre el mundo

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario