Por sus clases de robótica, es la maestra ilustre

Valeria es docente en la primaria 52 de Aluminé y la distinguieron por innovar.

Ana Laura Calducci - calduccia@lmneuquen.com.ar

Valeria les enseñó a sus alumnos de la primaria 52, de Aluminé, que con palitos de helado y un motor de impresora se puede hacer una araña robot, que una caja de cartón se convierte en un autito que anda solo y que el celular también sirve para programar y descubrir cómo funcionan las computadoras. Tanto entusiasmó a los chicos con su propuesta, que se convirtió en la maestra ilustre de este año por la provincia de Neuquén.

Te puede interesar...

Valeria Palma vive en Aluminé desde chica. Trabaja como docente de primaria hace más de una década y el año pasado consiguió un cargo titular, para tener estabilidad laboral. Esa conquista vino acompañada de otros logros en la escuela y el broche de oro fue la placa de Maestra Ilustre 2019.

“Lo del premio empezó hace un año, cuando presenté un proyecto junto con una profe amiga de toda la vida, que da Informática en el CPEM 14 de Aluminé”, recordó.

Ambas hicieron una articulación para enseñarles programación a chicos de quinto año y sexto grado, con contenidos similares pero de distinta complejidad. Se valieron del material disponible del Ministerio de Educación y una app gratuita que descargaron en los celulares. Así, los alumnos descubrieron cómo prender luces o hacer zumbidos con una serie de instrucciones.

Valeria Palma

Para estimularlos, ella y su compañera organizaron una rifa y llevaron una muestra de robótica de Neuquén capital a Aluminé. Con la plata que sobró, compraron luces, sensores y motores para trabajar en las clases.

Valeria siempre llevaba ideas innovadoras al aula, pero no sabía nada de computación. “Fue aprender de cero con los chicos y muchas veces eran ellos los que me explicaban a mí las cosas que no entendía”, recordó.

Este año, se arriesgó a ir un poco más lejos y les propuso a los chicos que fabricaran pequeños robots con material de descarte. Usaron impresoras viejas y envases reciclados. La idea era estimularlos como paso previo a las clases de programación, pero los chicos dejaron a todos con la boca abierta.

Un grupo convirtió un pequeño motor y palitos de helado en una araña que se movía sola. Otro equipo replicó a Wall-e, el personaje de Disney, con una estructura de cartón, una oruga y un motor que lo hacía caminar.

Valeria Palma

“También usaron energía cinética para una botella con elástico que giraba y salía disparada, hubo lámparas de lava y autitos con ruedas de cartón; un montón de cosas increíbles”, relató orgullosa la maestra.

Las creaciones se expusieron en una muestra escolar, antes del receso de invierno. Tras esa experiencia, algunos chicos, invitados por Valeria, se anotaron en la Maratón Nacional de Programación y Robótica. Por primera vez, hubo diez equipos de la primaria de Aluminé en el certamen y uno de los grupos quedó entre los cinco finalistas de todo el país.

“Volví de recibir la distinción de Maestra Ilustre y me vuelvo a Buenos Aires en unos días a acompañar a las chicas que quedaron en la final, que están muy contentas porque no tenían experiencia en estas cosas”, cuenta.

Una llamada telefónica que cambió todo

A principios de agosto, la docente Valeria palma recibió en Aluminé una llamada inesperada. Era la directora de la Escuela Primaria 52, quien se comunicaba para avisarle que la habían elegido maestra ilustre por la provincia de Neuquén, por su trabajo con robots de material reciclado en el aula.

De la noche a la mañana, la docente se vio envuelta en un torbellino de viajes, reuniones, fotos y entrevistas.

Contó que la noticia la sorprendió y que aún le cuesta creer que la hayan tenido en cuenta. “Entiendo que me eligieron por el trabajo en programación y en robótica, por la participación que tuvieron los chicos y sus familiares; ellos son responsables de este premio”, subrayó.

La docente de Aluminé indicó que en estos días, entre tantas felicitaciones y aplausos, se siente “contenta de que se reconozca la tarea docente, porque estamos todos los días en las aulas haciendo un montón de cosas y, a veces, ese trabajo tan importante no se ve”.

LEÉ MÁS

Peligran la mayoría de las rutas low cost de Neuquén

Policía fue condenado por robarle el celular a un demorado

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído