Protegerán unas 50 hectáreas en la costa del Neuquén

Es un área natural de Centenario. La UNCo y la Muni no quieren loteos ni actividades dañinas.

Adriano Calalesina

adrianoc@lmneuquen.com.ar

En la costa del río Neuquén, a pocos kilómetros de Centenario, se levanta una zona de 50 hectáreas llamada humedal, una suerte de reserva natural que se pretende proteger del mercado inmobiliario.

Se trata de una zona de ribera donde conviven varias especies de aves con vegetación autóctona que pretende protegerse como un espacio de recreación pero natural, sin intervención ni construcciones.

Te puede interesar...

El proyecto viene en estudio desde el 2016 a través de la municipalidad de Centenario y la Facultad de Turismo de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo). El estudio comprende distintas entrevistas a la comunidad y análisis de la zona para elaborar un plan de manejo en unas 50 hectáreas que están ubicadas en la calle 4 al fondo de la zona rural.

El trabajo está listo hace varios meses y se pretende que el Concejo Deliberante, en algún momento, elabore una ordenanza para ejecutar el plan de manejo en esa zona.

Las conclusiones del trabajo prevén que ese lugar, donde hay senderos naturales y distintas especies arbóreas, necesita una zonificación para evitar la depredación.

Centenario pretende tener un lugar natural para recreación, pero necesita un plan de manejo ambiental.

La idea de la comuna es potenciar el sector como un lugar de recreación aunque con limitaciones: no estará permitido comer ni tomar bebidas en un sendero donde se podrá apreciar espacios abiertos frente al río, como sectores naturales más boscosos lindantes a las chacras. Es que algunos sectores son utilizados desde hace años para hacer fogones, con riesgos de incendios.

La iniciativa viene en estudio desde hace años y pretende proteger esa zona de cualquier tipo de emprendimiento inmobiliario que, desde 2012, ha depredado parte de la zona rural de Centenario con loteos de viviendas residenciales.

Entre las conclusiones del trabajo, en las 50 hectáreas de reserva se prohibirá la venta, alquiler o asentamiento urbano que modifiquen el ecosistema. Además, no se podrá alterar la flora ni extraer tierra.

Se reservará un espacio “intangible”, que no se podrá tocar, una zona se “amortiguación” para evitar las actividades con mayor impacto y otra zona de “recuperación” para regenerar las especies.

Para la elaboración de este proyecto y plan de manejo, tanto la Municipalidad como la UNCo han realizado distintos talleres, seminarios y encuestas, en la institución y en las escuelas para conocer las necesidades de recreación de la población de esta localidad.

24 especies de aves viven en la reserva natural del río.

De acuerdo al relevamiento que hizo la facultad de Turismo de la UNCo, en el sector del humedal conviven cisnes, tordos, zorzales, calandrias, horneros, gavilanes, gallaretas y patos.

Gente para cuidar el medioambiente

El 50% no va al río

El trabajo de unas 14 entrevistas realizadas por técnicos a empleados municipales arrojó que la mitad no concurre a la costa del río Neuquén como lugar de esparcimiento por cuestiones de salubridad y seguridad.

La biodiversidad

El proyecto pretende conservar la biodiversidad del lugar, hoy amenazada por distintas urbanizaciones cercanas a la zona de chacras. La idea es generar un espacio de recreación para la comunidad cuidando el medioambiente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído