Que Cielo no sea una más

Como sociedad debemos preguntarnos qué cambió desde el brutal femicidio de Cielo López.

Pasaron dos meses del brutal femicidio de Cielo López. Su asesino está detenido con prisión preventiva a la espera del juicio. Para los investigadores y la familia de la joven de 18 años, que fue asesinada en Plottier, no hay dudas de que Alfredo Escobar la mató. Pero todavía quedan varios interrogantes. ¿Por qué esa saña? ¿Nadie escuchó nada? ¿Alguien lo ayudó a deshacerse del cuerpo? Además, ¿qué cambió desde su femicidio a la fecha?

La muerte de una mujer no debe pasar inadvertida. La noticia del hallazgo de parte del cuerpo de Cielo conmocionó a toda la comunidad de Plottier y de ciudades aledañas, al punto de convocar a una movilización con más de 12 mil personas. No se trata de un caso aislado, aunque sí el más brutal que haya tenido la provincia de Neuquén. A Cielo la descuartizaron, y eso no debe ser tomado a la ligera.

Te puede interesar...

La escalada de violencia que vive la sociedad no es poca cosa. La furia que Escobar descargó contra Cielo no es un simple homicidio. La violó, la mató y la descuartizó, para luego arrojar su cuerpo al río, con el fin de hacerlo desaparecer.

Ahora bien, la sociedad se movilizó intensamente las primeras semanas tras el femicidio. Desde las instituciones municipales y provinciales se garantizó el mayor apoyo hacia la familia de Cielo y la comunidad. Incluso, se comprometieron garitas iluminadas para asegurar el regreso a casa de las chicas que salen del colegio nocturno.

Pero, digo yo, como periodista, como mujer, como vecina, ¿no son necesarias acciones mucho más masivas? Pienso que, por ejemplo, debería machacarse una y otra vez, en cada esquina, en cada bar, en cada escuela que “no es no” y basta de violencia contra las mujeres, para que Cielo no sea solo una estadística más en las cifras de femicidios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído