Quedó preso por su puñalada mortal

La fiscal acusó de homicidio simple a Nicolás Ilabaca y solicitó prisión preventiva para que no interfiera en la investigación y por el riesgo de fuga.

Neuquén.- Con el rostro desfigurado, las manos esposadas y custodiado por dos policías, Nicolás Damián Ilabaca Beloso ingresó ayer a la sala de audiencias. Con la mirada perdida, el joven de 23 años escuchó la acusación en su contra -homicidio simple- y quedó preso con cuatro meses con prisión preventiva.

La fiscal Valeria Panozzo enumeró las pruebas en contra de Ilabaca Beloso, presunto autor del asesinato de Edison Jake (23), pareja de su ex, Catherine Fuentes (21), ocurrido en Cuenca XV.

Entre los testimonios clave para la acusación estuvieron los del padre y el hermano de la viuda, quienes se trenzaron a los golpes con el acusado tras el hecho e impidieron que huyera. En el lugar se secuestró el cuchillo con el que se produjo el homicidio.

Según la autopsia, Ilabaca Beloso no actuó en defensa propia sino que tuvo la intensión de matar a Edison. Se comprobó que el cuchillo fue directo al corazón de la víctima.

Antes de morir pidió ayuda

Durante la audiencia se ventilaron detalles de la fatal jornada. "Suegrito, suegrito, sacámelo que me duele", le habría dicho la víctima, herida de muerte por el cuchillo, al padre de su mujer.
El acusado había ejercido violencia contra su ex y en una oportunidad había secuestrado al hijo que tienen en común.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído