“Es una medida desproporcionada (prisión preventiva), no tienen antecedentes, tienen familia y trabajo estable”, afirmó el defensor Gustavo Palmieri sobre sus defendidos. Se trata de Juan Carlos Santana, líder de la banda, y sus dos hijos Lucas y Carlos.

Te puede interesar...

Ayer un juez avaló el pedido de la fiscalía y rechazó el pedido de la defensa de levantar la prisión preventiva.

“Ofrecen convivir los tres en el domicilio donde fueron detenidos, presentaciones semanales ante la Justicia y una fianza de 40 mil pesos”, afirmó el defensor.

El argumento fue que “los testigos ya no viven en el barrio”. Además, Palmieri señaló que Juan Carlos y Carlos tienen graves problemas de salud.

La fiscalía, por su parte, rechazó la petición por entender que el riesgo de entorpecimiento de la investigación subsiste.

En cuanto a la salud de los acusados, el magistrado solicitó que se ordene un informe.

El hecho ocurrió el 15 de agosto de 2016, cuando cinco integrantes de la banda amenazaron de muerte a una pareja vecina de Cuenca XV, les robaron una moto y extorsionaron a la mujer para que firmara el boleto de compraventa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído