Roban tres días de recaudación del súper Vea: $661 mil

Boqueteros ingresaron en la madrugada del domingo y desconectaron el sistema de alarmas.

Neuquén.- Está muy claro, al supermercado Vea lo entregaron. Ingresaron boqueteros profesionales con las manos enguantadas, por lo que no dejaron ni una huella. Manejaban información muy precisa del sistema de alarmas y la ubicación de las cajas fuertes. Además, tenían un dato clave: estaba la recaudación de tres días, 661 mil pesos.

Todas esas precisiones que ayudaron a dar el golpe a los delincuentes han puesto a los investigadores de la Policía en una posición complicada, ya que tienen que arrancar literalmente de cero, sin huellas ni rastros, por lo que el cruce de registros de algunas cámaras de seguridad del sistema público, de encontrarse, podría servir de puntapié inicial.

El robo debe haber llevado como mínimo un mes de planificación, pero sin dudas a los ladrones la espera les rindió frutos. Recorrieron la zona y observaron con detenimiento los alrededores. Descubrieron lo mismo que LM Neuquén en una recorrida después de trascender el robo: en la zona no hay cámaras de seguridad, salvo las que tiene Vea.

Tres: boquetes tuvieron que realizar para llegar hasta la caja fuerte.

Seguramente ingresaron a comprar en varias ocasiones para ratificar los datos que les había brindado el entregador, porque este robo no podría haberse realizado sin alguien que conozca al detalle el edificio y sus movimientos.

La Policía tiene como datos ciertos que el supermercado cerró el sábado a las 23 y que el domingo a la madrugada se disparó una alerta de mal funcionamiento de las cámaras, por lo que gente de la empresa de seguridad fue a corroborar que las puertas no hubiesen sido flanqueadas. Chequeado eso, siguieron su vida.

Lo que no habían imaginado es que se podía ingresar por el techo. Los ladrones hicieron tres boquetes en el techo de 50 por 60 centímetros por donde ingresaron y cortaron los cables de la alarma, el teléfono y las cámaras.

Bajaron en el primer piso y realizaron tres boquetes en las placas de yeso que unen las distintas oficinas hasta llegar a las cajas fuertes.

A la más grande le hicieron un triángulo en el frente con una amoladora, pero no pudieron abrirla. Mejor suerte tuvieron con la caja más chica, a la que le hicieron un rectángulo por atrás para llevarse tres sobres con las recaudaciones separadas de jueves, viernes y sábado. En total, 661 mil pesos.

En qué huyeron nadie lo sabe por ahora, pero la maniobra recién fue descubierta ayer cuando el encargado del Vea llegó a las 5:45 y advirtió que el tablero de la alarma no funcionaba. La investigación está a cargo de la Comisaría Primera y el Departamento de Delitos.

Los dateros están a full en Neuquén

A pesar del cepo a la información que ha dispuesto la Policía, en la última semana trascendieron dos robos clave en los que las víctimas fueron entregadas.

Uno de los hechos ocurrió en el barrio Don Bosco II cuando un hombre salió para su trabajo y los ladrones, muy bien dateados, ingresaron a la vivienda y fueron directamente a una de las habitaciones de donde se llevaron 100 mil pesos que tenía ahorrados para comprarse un auto.

El otro golpe, mucho más violento, lo sufrió una empresaria, en el barrio Unión de Mayo. Los delincuentes arrojaron comida a los perros y una vez dentro irrumpieron en el sueño de la mujer, sus cinco hijos, su yerno y su nieta de 4 meses, que fueron maniatados y envueltos en una pesadilla.

La mujer no dudó en entregar el dinero que tenía y fue entonces cuando los delincuentes huyeron.

Indignada por lo ocurrido, la empresaria aseguró con tono temible a LM Neuquén: “Tenía asumido que un día me iba a pasar. Pero estos tipos se van a arrepentir de no haberme matado”. La mujer que aguarda avances en la investigación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído