El clima en Neuquén

icon
16° Temp
80% Hum

Saltar las filas para vacunarse

Hay toda una creencia de que políticos y millonarios pueden usar el poder para corromper el Estado y vacunarse.

El escándalo sobre el denominado “vacunatorio VIP” sacó a la luz un tema más profundo. La presión latente que ejerce el poder político y empresarial por tener privilegios sobre las decisiones de Salud de un Estado. Esto va mucho más allá de las operaciones mediáticas y lo certero del listado de quienes supuestamente se vacunaron contra el COVID-19, saltando la fila de prioridades sanitarias. No es descabellado pensar que los millonarios del mundo pueden acceder antes a las vacunas que cualquiera de los mortales, más allá de cualquier perspectiva conspirativa. Porque el debate también es ético. ¿Es justo que se hayan vacunado personal estratégico o personas expuestas antes que los grupos de riesgo de vida por el virus? Legalmente hay muchas respuestas que puedan argumentar algunas partidas especiales, pero el repudio a los privilegios de la política (hayan aparecido uno o 1000 vacunados por fuera de los protocolos) es casi generalizado. Y esto, por fuera del gobierno de Alberto Fernández, pues la corporación política es un sistema que va mucho más allá de los partidos. Pero antes de la llegada de la vacuna hubo todo un debate de otra índole: si la vacunación en sí era un factor seguro o de riesgo, que dividió a grupos y minorías entre los pro y antivacunas en el mundo y en el país. En ese momento, muchos famosos y personas públicas se pronunciaron a favor de la vacunación y otras, hasta promocionando métodos para la cura del coronavirus (dióxido de cloro) con rechazo de la ciencia. El debate tiene un hipócrita telón de fondo: muchos de los que criticaron la llegada de la vacuna (sobre todo la rusa Sputnik V) son quienes ahora piden prioridades para vacunarse, en contra de los privilegios de las castas.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.6666666666667% Me interesa
20% Me gusta
6.6666666666667% Me da igual
13.333333333333% Me aburre
53.333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario