¿Se adelantan las elecciones?

El triunfo de Omar Gutiérrez sobre Rolando Figueroa, más allá de los matices en los análisis, despeja varias incógnitas para la carrera de los demás partidos en el tablero político neuquino. Todos esperaban esta definición. Y sobre todo, la confirmación de que Gutiérrez irá por la reelección. Otro escenario hubiera socavado los planes electorales de cualquiera. El dato fuerte es que el 30% del padrón electoral se movilizó en la elección. No en el padrón del partido provincial, sino también en el de independientes. Esto no quiere decir que el MPN tenga ese piso electoral en 2019, pero esta interna despertó el interés de un sector politizado. Este mes arrancarán los candidatos en los demás partidos, que difícilmente tengan una interna. En Cambiemos hay una suerte de escuela de formación que, entre otros atributos, espera que decenas de candidatos de todas las localidades presenten sus respectivos proyectos en estos días. Se sabe que muchos van a quedar afuera, sumado a los sondeos internos, siempre polémicos. Pero en el Partido Justicialista las cosas no están mejor. Ni siquiera se habla de ir a una interna. Hay amagues y amenazas mediáticas por la grieta que hay entre los peronistas y Ramón Rioseco, hoy apadrinado (otra vez) por Oscar Parrilli, el hombre que hizo de nexo entre los Kirchner y los intendentes en su momento de San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura, Centenario y Zapala. El triunfo de Gutiérrez acelera el proceso electoral. Se hablaba de que las elecciones para gobernador iban a ser el 28 de abril. Ahora otros especulan con que serán antes. En este sentido, no habrá verano (igual que en 2015) con vacaciones prolongadas. Sino tres meses calientes con acuerdos políticos.

El triunfo de Gutiérrez acelera los procesos políticos en los demás partidos. En algunos no hay internas.

Deja tu comentario


Lo Más Leído