Se complicó la obra en Leloir y se retrasa la inauguración

Estiman al menos dos meses más de trabajos. Hubo muchos imprevistos en el tramo que rodea al Concejo.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
La ampliación del corredor Doctor Ramón-Leloir es una de las obras más ambiciosas del gobierno de Horacio Quiroga, una inversión que le cambiará la cara a la zona del Alto. Quizás por eso, el proyecto lleva más de un año de ejecución y no tiene aún una fecha precisa para el corte de cintas.

El año pasado se había anunciado que quedaría inaugurado este mes, pero ahora reconocieron desde el Municipio que habrá que esperar por lo menos hasta fines de mayo para que terminen los trabajos.

Por su complejidad, y por tratarse de una obra vial que se ejecutó casi sin cortar el tránsito, los técnicos municipales optaron por dividirla en tres etapas.

26 mil vehículos pasan diariamente por este corredor, la mitad del tráfico de la Multitrocha.

Los dos tramos más sencillos empezaron en febrero de 2015. Aunque se demoraron, hoy tienen sólo algunos detalles pendientes. Son los trayectos de los dos extremos, donde el ensanchamiento de la calzada no chocaba con edificios ni oficinas.

El tercer tramo, que comenzó en noviembre del año pasado, es el que va desde la universidad hasta el estacionamiento del Concejo Deliberante. Esta parte de la obra se convirtió en un cuello de botella porque requiere correr la línea de vereda y reacondicionar algunas cañerías.

El secretario de Obras Públicas, Guillermo Monzani, explicó que en ese trayecto debieron colocar caños subterráneos que cruzan la calle para futuros servicios de gas, luz y agua, lo que lleva tiempo.

También tuvieron que romper las veredas y se encontraron con problemas de todo tipo, como un caño de gas que debía estar a 90 centímetros y estaba a 30. "Por eso, el tiempo es muy difícil de calcular; es como cuando hacés la remodelación de tu casa, que rompés la pared y encontrás que el caño está podrido o la capa aisladora está mal", detalló.

Para los caños subterráneos, hubo que interrumpir el tránsito unos días, aunque el funcionario afirmó que en lo que queda por delante "no va a haber más cortes". Dijo que queda pendiente trasladar la plazoleta Estado de Israel unos metros más abajo, pegada al CPEM 46, y mover el cerco perimetral del Concejo, además de delinear el alumbrado en la vereda norte. Recién después, podrán empezar a pavimentar. "Seguramente en abril", prometió.

Una vez finalizado
Cuando el corredor esté terminado, tendrá tres carriles por mano, dos para circular y otro de estacionamiento. También habrá una rotonda verde a la altura de la calle Entre Ríos y nuevos semáforos. Junto a la Ciudad Judicial se levantó un muro de contención que se cubrirá de vegetación, y también se parquizará la desértica Plaza de las Instituciones.

Monzani remarcó que encararon una gran obra con muchas "interferencias" y pidió paciencia a los vecinos. Asimismo, anunció que esperan habilitar el tramo de Dr. Ramón para fines de abril. El resto deberá esperar un poco más.

Etapa por etapa
En qué estado está cada una

1- Doctor Ramón, desde la Ruta 7 hasta Av. Argentina: Empezó en febrero de 2015 y está en un 99% de avance, prácticamente terminada. Tuvo un contratiempo por un pilar de luz que quedó en medio de la calzada y CALF debe correr los cables a un caño subterráneo. Se podría inaugurar en abril.

2- Leloir, desde la rotonda de Illia (Legislatura) a Las Violetas (Concejo): Empezó en febrero de 2015 y está en un 90%. Falta reparar algunos baches y terminar de colocar la iluminación en la vereda norte, además de la señalización horizontal y vertical. La van a inaugurar junto con el tramo 3.

3- Leloir, desde Las Violetas hasta Av. Argentina: Empezó en noviembre de 2015 y está recién en un 35%. Es el tramo más complejo y el que más imprevistos tuvo porque había que correr la línea de vereda hacia el norte y reubicar la plazoleta Estado de Israel. No hay fecha de terminación precisa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído