Se disfrazaba de hombre para engañar a su novia

La condenaron a 8 años por abuso sexual. El caso sacude a Inglaterra.

Londres
Un tribunal británico condenó ayer a 8 años de cárcel a una mujer que se hizo pasar por un hombre para engañar a una amiga y mantener relaciones sexuales con ella usando un "falso miembro".

Gayle Newland, de 25 años, se relacionó con la víctima a través de la red social Facebook en 2011, usando un nombre de perfil de varón (Kye Fortune). Las dos mujeres pasaron entonces a hablar por teléfono y Newland siguió haciéndose pasar un hombre.

Finalmente, acordaron reunirse cara a cara en 2013. Newland insistió en que la otra mujer, que no puede ser identificada por razones legales, se vendara los ojos para el encuentro.

Pasaron más de 100 horas juntas, en las que la víctima siempre llevó los ojos vendados, incluso para mirar la televisión y tomar sol.

La pareja tuvo relaciones sexuales alrededor de 10 veces, hasta que la mujer se quitó la venda y vio que Newland llevaba un pene protésico.

Newland, de Willaston, Cheshire, en el noroeste de Inglaterra, afirmó que la víctima siempre supo que fingía ser un hombre y que ambas practicaban juegos de rol para explorar su sexualidad. Insistió, además, en que no ocultó sus pechos ni usó un sombrero para taparse la cara, como se dijo en el proceso.

El juez Roger Dutton describió a la condenada como una mujer "mentirosa, intrigante y muy determinada", y, dirigiéndose a ella, agregó: "Usted mantuvo esta línea de conducta durante un largo período en el que jugó con sus sentimientos, actuando únicamente para su propia satisfacción sexual, sin tener en cuenta el impacto devastador que el descubrimiento de la verdad tendría" en la víctima.

La fiscalía remarcó que era un caso excepcional frente a un extraordinario fondo en el que la acusada dirigía a la denunciante, aprovechando que esta era "ingenua y vulnerable".

Gritos
Al escuchar la sentencia, Newland comenzó a llorar y a gritar sin consuelo, tanto que tuvo que ser sacada por la policía a la rastra.

Los gritos de la mujer se escucharon incluso cuando ya se encontraba en el pasillo, según publicó el diario Mirror en su edición digital.

Por sus características, el juicio atrapó el interés de la opinión pública, que no daba crédito de lo que había sucedido entre las dos jóvenes.

Por esa razón, una importante cantidad de medios de comunicación concurrió ayer al tribunal donde se leyó la sentencia que finalmente condenó a Gayle Newland a una pena leve.

No se informó si su víctima será asistida por un gabinete perteneciente a la Justicia, ya que se procurará mantener su vida privada en absoluta reserva.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído