El clima en Neuquén

icon
Temp
58% Hum
La Mañana SENASA

Senasa advierte sobre el avance de la triquinosis en la provincia

"Desde hace unos años vemos que la enfermedad se ha diseminado bastante en toda la provincia y eso no lo veíamos antes", aseguró Rodolfo Rivas.

La triquinosis -una enfermedad que se transmite de los animales a las personas (zoonosis), producida por el parásito del género Trichinella spp- parece estar avanzando en la Norpatagonia y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) está realizando una campaña de prevención al tiempo que levanta una bandera de alerta sobre el aumento de los casos en la zona.

“Desde hace unos años vemos que la enfermedad se ha diseminado bastante en toda la provincia y eso no lo veíamos antes”, aseguró Rodolfo Rivas, supervisor regional de Sanidad Animal del Senasa, en declaraciones a LM Neuquén.

Te puede interesar...

- ¿Cuál es el panorama en relación a la triquinosis en la zona?

Desde hace unos años vemos que la enfermedad se ha diseminado bastante en toda la provincia y eso no lo veíamos antes. Se han encontrado larvas en distintas muestras que se han hecho a presas de caza y en algunas producciones familiares de cerdos. ¿Cuánto fue creciendo? No sabemos mucho porque depende de los análisis que hagan los propios cazadores, es muy difícil hacer un testeo de fauna silvestre.

- Entonces, ¿no hay estadísticas?

Los datos son pocos, son los que nacen de denuncias que realizan las propias clínicas veterinarias que hacen los análisis. En lo que va del año, de fauna silvestre tenemos 4 casos en cerdos y algunos en humanos pero no se pudo determinar el origen del contagio. El año pasado hubo tres casos registrados de fauna silvestre.

Además, estamos viendo que en cuanto a la distribución geográfica, no es sólo en la Cordillera, como se pensaba al principio, sino que también aparecieron casos en El Valle y en la zona de la costa. Eso nos llevó a deducir que está diseminado por toda la provincia.

triquinosis.jpg

- ¿Cuáles son las medidas de prevención que promueve el Senasa?

Las recomendaciones son principalmente para los productores de cerdo; sobre todo, los chicos que manufacturan la carne. La peligrosidad mayor está en los productos que no llevan cocción, en los ahumados por ejemplo.

Una herramienta muy importante es el análisis de las carnes. Los mataderos que faenan mandan a analizar una porción de entraña y con eso se detecta si la carne es apta o no para el consumo humano. Es muy importante lo que pueda hacer el productor, más allá de los cuidados de la producción en general. Si no tenemos roedores en el establecimiento, la enfermedad no aparece. Lo hace cuando la producción no es prolija y así tenemos inconvenientes con los roedores.

Con la gente en general es importante que adquieran estos productos no cocidos -como las bondiolas- en lugares habilitados con controles bromatológicos, que consuma productos porcinos que provengan de establecimientos habilitados y no de lugares informales en los que no se puede demostrar la inocuidad y sanidad del alimento.

- Sabemos que las personas se enferman al consumir carne insuficientemente cocida o productos elaborados con carne de cerdo o de animales silvestres, que contienen en sus músculos larvas de Trichinella. Pero, ¿cuáles son los síntomas?

En los humanos se confunden con los del Covid-19. Al principio, puede dar fiebre y dolor muscular. Parece un estado gripal más allá de hinchazón en los párpados y otros inconvenientes. A veces, como se confunde el cuadro, no se lo trata enseguida y así puede agravarse. Si uno comió estos alimentos y presenta los síntomas, inmediatamente debe ir a un hospital e informar esto para que los médicos sepan cómo tratarlo.

- Chacinados, embutidos y salazones producidos podrían caseramente contener larvas de los parásitos que producen la enfermedad. La prevención choca con una práctica muy arraigada, ¿no?

Exactamente, por eso es tan importante que la calidad con la que se hacen estos productos pasen por el análisis. Lo único que mata a la larva es la cocción. Cuando la carne pierde el color rosado típico del cerdo es cuando la cocción llegó a la temperatura ideal para matar la larva y es segura de comer. Es importantísima la prevención y es sencilla: ser prolijos.

Se debe tener presente que la salazón, el ahumado, el congelado y la cocción en microondas tampoco matan al parásito. La carne parasitada tampoco pierde el color, el olor ni la textura.

¿La gente sigue las recomendaciones?

No, no es consciente porque no ven la peligrosidad. La carne sana y la que tiene la larva no tienen diferencias en la apariencia, ni en el color ni en la textura; el cerdo enfermo tampoco tiene síntomas y no llama la atención. La gravedad está en que dependiendo del curso que tenga en las personas, puede llegar a la muerte. Hay que estar atentos porque la única herramienta que tenemos es la prevención, no tiene cura y las larvas quedan enquistadas y permanecen en el organismo de por vida.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario