LMNeuquen pareja

Sexo a la cubana: evitar el cara a cara y usar barbijo

Sugieren pensar nuevas posiciones que no fomenten el contagio en la nueva normalidad pos pandemia.

Mientras Cuba transita la “nueva normalidad”, especialistas sugieren “admitirla” porque no podrá cambiarse, no al menos en el corto plazo. Y en el ámbito sexual será todo un tema. Por eso ya se habla de “estimular el deseo con fantasías y juegos entre otras variantes”. Y de una práctica que evite el cara a cara y permita la aparición del tapabocas como (único) atuendo, además del preservativo.

La isla ya entró en una apertura que incluye la aplicación por etapas de nuevas reglas para la economía y la vida cotidiana. Y en ese contexto, la revista digital estatal “Cubadebate” publicó varias propuestas entre ellas “admitir la nueva realidad, aceptando que no la podemos cambiar, por mucho que lo deseemos”. Y entre sus comentarios, puso énfasis en “pensar nuevas rutinas que debemos organizar, planificar nuevas metas y proyectos, tomando la experiencia de lo que hemos vivido”. La sensación es que lo que se viene, llega para quedarse. “El mundo que existirá tras el aislamiento no será el que habitábamos hasta inicios del año 2020”, opinó la revista.

Te puede interesar...

¿Cómo será, entonces, el vínculo de pareja? La primera sugerencia es preguntarse cómo era antes de la pandemia. Luego de qué manera la pareja se fue adaptando a los cambios y cuáles fueron las condiciones en las que vivieron en aislamiento. ¿Qué ocurrirá con quienes no tienen pareja fija sino vínculos ocasionales?

2361 casos positivos tuvo Cuba. Ese país no registró ningún muerto entre los infectados con Covid-19 en la isla. En el último informe, se reportaron apenas ocho nuevos contagios.

“Se presentan infinidad de formas en las que se desarrollan las relaciones amorosas y sexuales. No es lo mismo pasar un periodo de aislamiento con tu pareja, en solitario, con niños, al cuidado de un familiar de la tercera edad o teniendo que trabajar dobles jornadas”, dijo Cubadebate.

Y concluyó en que la práctica sexual “conlleva un gran riesgo de contagio”. Y lanzó sus sugerencias respecto al tipo de sexo que se viene (o que debería venirse): “Hay que privilegiar posiciones donde el encuentro no sea cara a cara. Y una pareja con nasobuco (barbijo o tapaboca) puede ser una representación del amor y de la sexualidad en esta nueva realidad”. Y reafirmó su sugerencia de estimular el deseo con fantasías, juegos sexuales y gestos de cariño.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

28.169014084507% Me interesa
16.901408450704% Me gusta
8.4507042253521% Me da igual
12.676056338028% Me aburre
33.802816901408% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario