Su mujer se fue con otro y culpa al chamán que le falló

Quiere que le devuelva los u$s 2000 que le dio para salvar su pareja.

NEUQUÉN

El viceministerio de Defensa al Consumidor de Bolivia recibió tal vez el más curioso de los reclamos que se hayan denunciado en los últimos tiempos: el de un marido engañado que acudió a los servicios de un chamán para reflotar su matrimonio y a quien su esposa finalmente abandonó para irse con su amante.

El hombre, que enfrentaba problemas con su pareja, recurrió a un curandero que le garantizó absoluta eficacia en sus servicios para lograr el reencuentro con su esposa. El desesperado señor no dudó en desembolsar la suma solicitada por el chamán y puso sobre la mesa el equivalente a algo más de 2000 dólares, según publica el diario La Razón de La Paz.

Sin embargo, al poco tiempo de llevado a cabo el “trabajo”, la mujer lo abandonó, dejó la casa en la que vivían y se fue con otro hombre, por lo que el defraudado cliente presentó la queja respectiva por un servicio incumplido. El reclamo obviamente fue recibido por las autoridades, pero no le dieron demasiada importancia y, por ende, quedó abandonado.

En Bolivia, como en varios países de Sudamérica, son frecuentes las ofertas de curanderos y espiritistas sobre rituales para la unión de parejas, con “garantía absoluta” y que incluso prometen la devolución del dinero invertido en caso de no lograrse el resultado. Algo que evidentemente no ocurrió con este hombre, quien primero le habría reclamado el dinero al chamán, aunque sin éxito.

El viceministerio de Defensa al Consumidor de Bolivia recibe mensualmente un promedio de 250 denuncias entre las que destacan algunas curiosas, pero no tanto como la de esta situación. Sin embargo, considera que más allá de la rareza, casos como éste pueden motivar a la gente para que reaccione cuando se sienta estafada.

“La clase media urbana continúa siendo muy tímida a la hora de reclamar sus derechos. Estos ejemplos, algo graciosos, pueden servir para que la población se anime a hacer respetar sus derechos como usuario o consumidor”, declaró Guillermo Mendoza, viceministro de Defensa del Consumidor.

Por lo pronto, el hombre en cuestión se quedó sin mujer y sin el dinero.

Un esposo que en realidad era ella

Una indonesia descubrió que su “marido”, con quien se había casado hacía unos meses, era en realidad una mujer. La Policía la arrestó por presunta falsificación de identidad. Suwarti, de 40 años, se casó el año pasado con Heniyati, 15 años menor, haciéndose pasar por un hombre, en la isla de Java.

El “esposo” habría incluso pedido a personas que se hicieran pasar por su familia en la boda. Cuando la pareja se conoció, Suwarti dijo que se llamaba Muhammad Efendi Saputra y que era policía. Tras un idilio de unos meses, se casaron en octubre en Boyolali. Pero Heniyati comenzó a sospechar cuando su “marido” se negó a consumar el matrimonio. Meses después de la boda encontró un carnet de identidad y descubrió que su presunto esposo era en realidad una mujer. Consternada, Heniyati denunció a su falso marido y Suwarti, quien reconoció el engaño, fue detenida el jueves. Ahora podría ser condenada a hasta siete años de cárcel.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído