Tensión a días del juicio por el crimen del merendero

La defensa del acusado presentó testigo de última hora y se desató la polémica.

NEUQUÉN

El presunto asesino de María Sanz Martínez, de 49 años, la mujer que atendía el merendero de Gran Neuquén Norte, irá a juicio la próxima semana. Se trata de Facundo Quinteros Moscoso de 19, acusado de homicidio calificado por el uso de arma de fuego.

Uno de los testigos incorporados por la defensa asegura que el autor material del crimen fue otro joven.

Ayer se realizó una audiencia en la cual la jueza Carina Álvarez denegó el pedido de la defensa de aplazar el juicio por dos meses para continuar con la investigación.

Tras aclarar que esa instancia está cerrada, la magistrada permitió incorporar dos nuevos testigos de la defensa. “No tengo objeciones de que puedan incorporar un testigo, pero de ninguna manera voy a aceptar que se aplace el juicio”, argumentó el fiscal de la causa, Maximiliano Breide Obeid.

“La fiscalía tiene clara su línea de investigación y no hay un hecho nuevo”, aseveró Breide, y afirmó que previamente hubo un acuerdo de pena con la defensa, al que Moscoso se terminó negando a último momento.

Por su parte, los defensores Daniel García Cáneva y Carlos Acquistapace, manifestaron que un testigo aseguró que el acusado estaba con otro joven al momento del hecho que habría sido el real autor de los disparos.

El homicidio ocurrió el 19 de marzo a las 14, cuando María Sanz Martínez murió en el acto tras recibir un disparo en la cabeza de arma calibre 11.25, en el barrio Gran Neuquén Norte.

Ese día Moscoso pasó por la casa de la mujer con el objetivo de amedrentar al hijo, con quien tenía una disputa. Al escuchar los disparos, María se asomó por el paredón y una bala le atravesó el cráneo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído