Toma La Familia, asediada por la banda de los Cofra

Son parte de los Bin Laden. Los denunció un joven tras una balacera.

NEUQUÉN
Un joven al que le balearon la casa el domingo en la toma La Familia denunció que los agresores pertenecen a una banda delictiva que acecha en el barrio y lo persiguen desde hace dos años por una ex novia que ahora está en pareja con el líder de la banda.

Se trata de "los Cofra, un desprendimiento de la banda de los Bin Laden, liderada por la familia Soazo", según explicó el joven de 22 años a LU5.

Un joven denunció que los Cofra lo atacaron porque él salió un tiempo con la novia del líder de la banda. Además, denunció que comercializan drogas en la zona.

Los Bin Laden fueron expulsados del barrio por los vecinos y a partir de ahí los Chavos comenzaron a manejar la toma. Dos familias vinculadas a los Bin Laden ahora son parte de los Cofra y le disputan el poder territorial a los Chavos.

Comercialización de drogas
"Hace dos años que se vive esta situación. Son una banda que hay ahí de menores a los que los padres los mandan a tirotear la casa", contó ayer Kevin para hacer pública la problemática.

Detalló que la banda está integrada por varones y que "se la pasan vendiendo droga".

Kevin nació y creció en la toma La Familia y, aunque sus padres emigraron de allí a Plottier y Cipolletti, él se quedó con su abuela.

"Es un peligro vivir en la toma. Ya me fui una vez, pero volví porque yo tengo mi casa ahí", contó el joven, que es ayudante de albañil.

"Yo salí con una chica que ahora es novia del líder de los Cofra y por eso es que vienen a balearme la casa, pero yo no tengo nada que ver con ella. Es más, yo tengo mi propia familia", sostuvo.

Kevin aseguró que realizó la denuncia por el ataque sufrido el domingo pasado y que tiene miedo.

"Entraron hasta el patio de mi casa y dispararon. Les tuve que tirar con una taza desde la ventana para defenderme. Estaba con mi hija de dos meses, mi mujer y mi suegra", señaló preocupado el joven.

Fuentes policiales indicaron que los tres atacantes dispararon al menos cinco tiros contra la vivienda y que, cuando la Policía llegó al lugar del hecho, los agresores ya habían escapado del sector.

Oeste
Tirotearon otra vez a los Rojas

Susana Rojas, mamá del adolescente de 16 acusado del crimen de Martín González el 31 de marzo pasado, salió a reclamar custodia para su vivienda porque viven tiroteando la casa. La mujer confió que uno de sus hijos se metió a vender drogas y desde entonces la vida familiar se convirtió en una pesadilla.

El chico fue detenido y la Fiscalía del Niño y el Adolescente instruyó la causa y entregó el menor a su madre. Desde que el adolescente volvió al barrio Gran Neuquén Norte los tiroteos contra la casa no han parado.

"Tengo como 13 denuncias hechas desde hace un mes. Todos los días, dos veces al día y a cualquier hora nos tirotean la casa. Pedí varias veces custodia. La puerta de mi casa tiene más de 10 tiros, me rompieron de un tiro la heladera y el portón es un colador", graficó Susana.

"Si me matan un hijo, la Justicia se va a tener que hacer cargo porque no nos protegen", remató preocupada la mujer, que apunta como agresores a la banda de los Santana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído