Tortoriello frenará obras para pagar otro aumento

El intendente iniciará una nueva negociación con los gremios.

Los gremios municipales entablarán el martes una nueva negociación salarial con el Municipio. En la primera reunión con el jefe comunal, Aníbal Tortoriello, esperan comenzar a resolver el pedido de recomposición salarial, tras la abrupta suba de la inflación de los últimos meses. Ante este escenario, el intendente adelantó que “algún aumento se va a dar” y que para tener con qué pagar, se postergarán hasta el 2019 obras públicas planificadas para este año. Lo que se había esbozado como una posibilidad lejana finalmente se confirmó.

Tortoriello aceptó sentarse con los gremialistas para reabrir la discusión del aumento de los sueldos para que no pierdan con una inflación que hoy está proyectada en el 30 por ciento anual. Esa cifra duplica el incremento salarial otorgado, en un pago, a partir de enero. El mandatario dejó en el aire la incógnita sobre el porcentaje que está dispuesto a pagar en un segundo incremento y a partir de cuándo se realizará, pero sí precisó de dónde se obtendrán los fondos: del presupuesto para obras públicas.

Te puede interesar...

“Venimos dialogando ante la circunstancia de que vemos que la inflación proyectada no se va a cumplir. El aumento que pudiéramos llegar a acordar, que no va a ser inmediato pero claramente algún aumento hay que dar, va a surgir de achicar obras”, declaró el jefe municipal, al aclarar que la obra pública es el único lugar al que uno “puede echar mano” del presupuesto sin afectar servicios o programas sociales.

“Hasta el momento, el trabajador cipoleño cobró el 15 por ciento desde el primer día de enero, y como la inflación no ha llegado a ese número todavía, no ven desbalanceado su sueldo. Todavía eso no se superó”, indicó, por lo que la situación no se definiría en la próxima reunión, sino que “se seguirá hablando para ver cómo se comporta la inflación y la capacidad que tenga el Municipio”.

Las obras recortadas serán las que todavía no empezaron con su proceso de licitación. Las que ya están en marcha continuarían todas, tal como había anticipado LM Cipolletti.

El intendente había asegurado a este medio que si bien considera legítimo el planteo de los trabajadores, no había partida en el presupuesto municipal para hacerle frente a un pago más allá del 15 por ciento acordado inicialmente para este año. Sin embargo, los sindicatos ratificaron su reclamo y el aumento de precios de la canasta básica obligó a flexibilizar la postura del Municipio.

El reclamo

Sobre la negociación que se avecina, el referente local de ATE, Jorge Núñez, volvió a insistir en que su objetivo será lograr un pago fijo del Ejecutivo de 2500 pesos a los trabajadores municipales, mientras espera conseguir otro 15 por ciento de aumento para igualar los salarios a la inflación estimada para el año.

“El tema de la inflación y el aumento de todos los precios trae aparejado un decaimiento en los bolsillos de los trabajadores. Nosotros decimos que el trabajador municipal tiene que tener otro 15 por ciento de aumento salarial, como mínimo”, sostuvo Núñez.

Para los gremios, actualizar los haberes es una cuestión de suma urgencia, ya que ven cómo a la par del resto de la sociedad sus ingresos pierden poder adquisitivo. Al considerar que ayer el gremio de Gastronómicos y Hoteleros (Uthgra) liderado por Luis Barrionuevo logró un 25 por ciento de aumento en el marco de las negociaciones paritarias, los reclamos locales están encaminados en la lógica de las peleas paritarias nacionales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído