Traicionó al Papa y ahora le agradece su embarazo

Francesca Chaouqui filtró documentos del Vaticano. Ahora dice que los rezos de Francisco lograron su gestación.

Roma. Francesca Chaouqui, la mujer italiana acusada junto al sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda de haber filtrado documentos confidenciales del Vaticano, aseguró que logró cumplir su deseo de quedar embarazada gracias a los rezos del papa Francisco.

Chaouqui, quien desató el escándalo Vatileaks 2, publicó el sábado último en su cuenta personal de Facebook que estaba esperando un hijo, algo que logró luego de haberle pedido al propio pontífice que rezara por ella para quedar embarazada.

"Las veces que hablé con el papa Francisco le pedí que rezara por este regalo", escribió la experta en relaciones públicas y ex trabajadora de la comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la santa sede (COSEA).

"Ahora este regalo nos ha sido dado, depende de nosotros protegerlo", afirmó la mujer, según recogió ayer el diario The Times.

Debido a su estado de gravidez -más de dos meses de gestación- Chaouqui logró evitar quedar detenida en el Vaticano tras filtrar información comprometida sobre las cuentas de la santa sede.

Ayer, Francisco hizo referencia al robo de información confidencial: "Robar aquellos documentos es un delito, es un acto deplorable que no ayuda", afirmó durante el tradicional Ángelus en la plaza San Pedro ante miles de fieles.

"Mis colaboradores y yo conocíamos bien esos documentos y se han tomado medidas que han comenzado a dar frutos, algunos de ellos visibles", agregó.

Se trata de la primera vez que el pontífice comenta el asunto, denominado Vatilaks 2, en referencia a otro escándalo de 2012 que se cree que contribuyó a que su predecesor Benedicto XVI tomase la decisión de renunciar en 2013.

Francisco seguirá con sus reformas


El papa Francisco deploró ayer la filtración de documentos que revelan los despilfarros de algunos cardenales, pero aseguró que nada detendrá sus reformas dentro de la Iglesia.
"Quiero asegurarles que este triste hecho ciertamente no me desvía del trabajo de reforma que estamos llevando adelante con mis colaboradores y con el apoyo de todos ustedes", dijo el Papa a los fieles reunidos en la plaza San Pedro tras la plegaria del Ángelus.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído