Tras la fuga, atraparon a la prostituta que asesinó a Eduardo Honores

La mujer se había cortado ayer la tobillera electrónica y se fugó.

Este mediodía atraparon a Irene Méndez, la prostituta que fue declarada culpable por el asesinato del comerciante cipoleño Eduardo Honores. Lo confirmaron a LM Cipolletti fuentes cercanas a la causa. La mujer estaba en el barrio El Manzanar.

La mujer, que estaba con prisión domiciliaria, se cortó ayer la tobillera electrónica y se fugó. Fue un vecino de Centenario quien encontró el dispositivo tirado en la calle y avisó a la policía.

Tras un intenso operativo en toda la región que movilizó a fuerzas provinciales y federales, la mujer fue atrapada hoy sobre la calle Toschi, en el barrio El Manzanar. El operativo estuvo a cargo de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti. La mujer fue trasladada hasta las oficinas de la Brigada en el barrio 10 de Marzo hasta que sea convocada a la audiencia judicial.

Irene Méndez fue declarada culpable el miércoles pasado de haber asesinado a Eduardo Honores en 2017. Según se conoció, la tobillera electrónica que tenía fue desactivada, y la mujer no aparecía.

El abogado de la familia Honores, Agustín Aguilar, contó que la mujer tenía domicilio fijado en Villa Obrera en Centenario en la casa de su pareja y que se debía presentar dos veces al día en una comisaría. “Tiene antecedentes de fuga”, afirmó el abogado.

LEÉ MÁS

La prostituta que asesinó a Honores se cortó la tobillera electrónica y se fugó

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído