El clima en Neuquén

icon
Temp
74% Hum
La Mañana cenizas

Tres historias de la erupción del Puyehue: el día que La Angostura se cubrió de cenizas

Ariel Domínguez, Secretario de Gobierno, Marcos Arretche, Jefe del COE, y el periodista Gianni Manuale, contaron cómo fue el 4 de junio de 2011 en la Villa.

La tarde del 4 de junio de 2011 no fue un día más en Villa La Angostura. Una serie de movimientos sísmicos alertaron a los vecinos de que algo estaba pasando. Fueron 27 episodios los que se registraron y que hicieron que el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, de 1.793 metros sobre el nivel del mar, entrará en erupción.

Del cráter salió una gran columna de cenizas, que rápidamente se esparció por zona, incluso se extendieron a otras ciudades y generaron problemas en todo el país. Un manto gris oscuro cubrió todo.

Te puede interesar...

Tres testigos del hecho recuerdan como fue ese día. Ariel Domínguez, Secretario de Gobierno de Villa la Angostura al momento de la erupción y Autor del libro "La Gran Erupción"; Marcos Arretche, Jefe del COE al momento de la erupción, Actual director de protección civil de VLA; y Gianni Manuale, Periodista de Radio Nacional en San Martín de los Andes.

Villa-La-Angostura-cenizas.jpg

“Un sábado al mediodía se nos convoca a una reunión de gabinete de emergencia, en la cual se nos informa de que era inminente la erupción del volcán, en base a información que se había encontrado prácticamente de casualidad. Se venía estudiando la posibilidad de una erupción volcánica que terminó ocurriendo aproximadamente a las 14 .30 del 4 de junio de 2011, ahí se activan todas las medidas de emergencia, se forma el COE, que era algo totalmente nuevo", recordó Domínguez a LM Neuquén.

"Una de las cosas que la gente mas manifestaba esto de no tener idea de la magnitud del evento, estar en el escenario, nosotros que hoy tenemos quizás bastante ejercicio de la gestión de riesgo, en ese momento como ciudadano de a pie, realmente no tomábamos dimensión del tipo de evento que se estaba desarrollando", dijo Arretche.

“En aquel momento hubo mucha gente que realmente la pasó mal, la angustia en cuanto al miedo de no saber qué era y cuándo terminaba, un cambio, un cambio brusco, de a poco la ceniza se fue yendo de los alrededores, la ciudad se fue limpiando de a poco y la ceniza desapareció”, agregó Manuale.

Los tres testimonios recuerdan la sorpresa del fenómeno y lo impactante de que la erupción al darse de noche no fue perceptible hasta que los vecinos amanecieron al día siguiente y el paisaje ya no era el que habían visto horas antes.

Embed

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

37.5% Me interesa
50% Me gusta
0% Me da igual
12.5% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario