El clima en Neuquén

icon
13° Temp
59% Hum
La Mañana gobierno

Un changüí para Alberto

El gobierno no se resigna a haber perdido las elecciones y acomoda los números a otra lectura política.

El gobierno de Alberto Fernández intenta imponer una visión de los datos duros de las elecciones legislativas para morigerar el golpe de la derrota y ganar tiempo hacia adelante, con el objetivo de rearmarse en este “nuevo gobierno” peronista de corte más ortodoxo, que quiere tomar oxígeno de cara al 2023. En concreto, el Frente de Todos perdió por 9 puntos a nivel nacional con la oposición de Juntos por el Cambio, revirtió resultados desfavorables en las provincias de Chaco y Tierra del Fuego, y achicó la brecha en la provincia de Buenos Aires.

Además, hizo la mejor elección de los últimos 20 años en CABA, al ganar en una de las 15 comunas del sur porteño que integra los barrios de Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano. Con ese paquete de datos, a pesar de la derrota en términos de “números fríos”, el peronismo salió a arengar a la militancia y a transformar la matemática en una victoria, como si el descuento de puntos jugara a su favor.

Te puede interesar...

Mientras tanto, el presidente tiene un changüí, un crédito que le permite respirar en medio de una crisis donde la inflación anual se proyecta en más del 50%, con una renegociación medio estancada con el Fondo Monetario Internacional y un clima expectante de cara al complejo mes de diciembre.

La reactivación de la economía nacional aún no llega a los bolsillos de la gente y el clima de descontento en estas elecciones se tradujo en el fortalecimiento de partidos de derecha, como Libertad Avanza de Javier Milei, que sacó 17% en la Ciudad de Buenos Aires, y de outsiders de la política. También la izquierda salió fortalecida y pudo meter el primer diputado jujeño, empleado de una empresa recolectora de residuos. La elección le dio tiempo, solo un poco, al gobierno.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario