LMNeuquen Femicidio

Un chico dijo que él mató a su cuñada pero mentía

Creen que quiso cubrir a su papá y a su hermano, ambos prófugos. Sucedió en la localidad bonaerense de José León Suárez.

Natalia Saban, la adolescente de 16 años asesinada de un balazo en la cabeza en la localidad bonaerense de José León Suárez, fue ejecutada con el arma apoyada en su cara, de acuerdo con el resultado de la autopsia, mientras los investigadores corroboraron que fue limpiada la escena del crimen, por lo que continúan con la búsqueda del novio y el padre de este como principales sospechosos del femicidio. De esta manera, perdió fuerza la hipótesis de que el autor haya sido el niño de 10 años, hermanastro e hijo de ambos prófugos, quien se había autoinvolucrado en el hecho al asegurar que se le había escapado accidentalmente el tiro que había matado a la adolescente.

Por orden del fiscal, al niño ya se le tomaron muestras de las manos para el dermotest, prueba en la que se buscarán restos de antimonio, bario y plomo, los tres elementos que quedan impregnados en la mano que sostiene un arma ante la deflagración de un disparo.

Te puede interesar...

La hipótesis del accidente que involucra al niño fue la versión que aportaron sus propios familiares cuando llevaron a Saban al hospital. Ante esa situación, el niño brindó una declaración informativa ante el fiscal Hualde y dijo: "Fui yo el del disparo". Al explicar qué hacía con el arma -supuestamente un revólver calibre 32 que todavía no fue hallado-, el menor señaló que pertenecía a su hermanastro de 20 años, quien en el momento del hecho se la dio para que la cuidara porque iba al baño.

"El niño contó que estaba manipulando el arma y decidió quitarle las balas, pero cuando cerró el tambor se produjo un estruendo y él salió corriendo tres cuadras hasta la casa de su madre", confió una de las fuentes. El niño aclaró que el disparo salió en dirección a una puerta, que él estaba solo en el ambiente, que la víctima de 16 años estaba en el patio, pero que en ese momento no vio que nadie cayera o resultara herido.

Hay testigos que aseguran que el novio de la víctima se dedica a la venta de drogas y que el arma se la había provisto su propio padre, quien también está prófugo, para que su hijo mayor se cuidara de sus potenciales enemigos. El niño de 10 años, que por su edad es inimputable y no puede ser detenido, fue entregado a su abuela para su guarda.

LEÉ MÁS

Zanella está al borde del cierre: remata cascos, vehículos y sus últimas motos

Tras la muerte del policía Amaya, el imputado por el accidente será acusado de homicidio

La inflación de noviembre en Neuquén fue del 6,64% y ya acumula un 57,4%

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario