Un cura holandés dijo que es gay y criticó a la Iglesia

Holanda. Arrancó la misa vestido con una túnica rosa, pero nadie pensó que tendría una connotación sexual. El sacerdote Pierre Valkering, tras la ceremonia, dio un discurso sobre lo que llamó “El gran elefante rosa” en la Iglesia Católica y anunció abiertamente su homosexualidad. La diócesis de Harleem le exigió al cura que abandone temporalmente el sacerdocio.

Valkering criticó “la cultura silenciosa” de la Iglesia en torno a la homosexualidad y lamentó haber “sufrido mucho por eso”. El sacerdote afirmó que “más hombres gays que heterosexuales optan por el sacerdocio porque es una opción de escape para su homosexualidad y una negación y represión de la propia orientación sexual”. Además, describió varias historias sobre su vida como homosexual, entre ellas sus visitas a saunas especiales para gays, lo que motivó a la diócesis de Harleem a elevar la orden de que abandone sus deberes como pastor en la iglesia de la Paz de Ámsterdam. En un comunicado, consideró que, al haber “indicado inequívocamente en público que no ha cumplido su promesa de celibato” y que se permite libertades sexuales, está dando un ejemplo “incompatible con la Iglesia Católica Romana”.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído