Un error que no perdonan

El MPN le empezó a tomar el tiempo al intendente Horacio “Pechi” Quiroga dentro del Concejo Deliberante. Después de la última sesión donde dos concejales de su bloque (Francisco Sánchez y Jorgelina González) estuvieron ausentes cuando se votó sacarle al intendente la cláusula gatillo para actualizar la tarifa del transporte urbano, las aguas políticas se agitaron fuerte en la semana. El caso quedó como un precedente del que se puede aprovechar el partido provincial –y aliados circunstanciales– para meterse en las rendijas del poder y filtrarse en las internas y debilidades. Hoy fue un traspié en el transporte público, mañana puede ser CALF o un tema más sensible. Una mitad de la biblioteca habla de un “error” casi imperdonable de los concejales en estos tiempos, y la otra mitad tiene una mirada más conspirativa acerca de los errores. Son cuestiones de interpretación que se develarán con el tiempo. Se sabe que Pechi es un animal político, pero que juega su partido en tiempo de descuento: no será más intendente en 2019 y tampoco puede repetir. Cada mes que pasa hay un entorno que busca empoderarse, como si lo estuviese velando de antemano. Es natural que empiecen a jugarse candidaturas con los nombres en su reemplazo. En estos meses, el intendente estará con los ojos bien abiertos para que no se comentan más “errores”. Enfrente tiene a concejales militantes que no dejan pasar una y que están esculpidos al calor de la política callejera y no de la improvisación. La imagen de

Quiroga está, indefectiblemente, atada a Macri. Pero mucho más estrecha es la vinculación entre el Presidente y el modo de gobierno, con la “militancia PRO”. Pechi aún es flexible a dar volantazos.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído