Un F1 en la nieve: la apuesta de Red Bull para promocionar el GP de Austria

En la pista de nieve de Hahnenkamm, en Kitzbühel, el piloto holandés Verstappen, de 18 años y revelación de la última temporada, manejó el RB7 con el que Vettel fue bicampeón del mundo.

Aunque en los últimos años el dominio pasó a manos de Mercedes, Red Bull sigue sorprendiendo a sus fanáticos. La última locura del equipo austríaco, mientras la Fórmula 1 se prepara para una nueva temporada que arrancará en marzo en Australia, fue llevar su RB7 de 2011 a la nieve.

La estación de Hahnenkamm, Kitzbühel, fue la locación elegida para que Max Verstappen, piloto revelación de la última temporada, acelerara en un espectacular road show bajo cero.

El objetivo es promocionar el GP de Austria, que se celebrará en julio en el Red Bull Ring, y el video realizado por el equipo de F1 logra de la mejor manera el objetivo.

El monoplaza fue trasladado en helicóptero a la pista de esquí ubicada a 1.600 metros de altura y los ingenieros lo acondicionaron para conducir en condiciones extremas. Aunque inicialmente se había colocado un juego de neumáticos Pirelli Sottozero -provistos de clavos-, finalmente Verstappen salió a manejar con cadenas en las ruedas, lo que le dio mayor estabilidad y seguridad.

El atrevido piloto holandés, de solo 18 años, se lanzó a toda velocidad con el RB7 que Sebastien Vettel usó para conseguir su segundo campeonato de F1 en un circuito cerrado al público, pero del que pudieron disfrutar más de 3.500 personas que estaban esquiando a metros de allí.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído