Un nene de 12 años agoniza por una huelga de hambre

Es un refugiado iraní que hace dos semanas no come ni bebe nada.

Australia. Un chico iraní de 12 años quedó al borde de la muerte por una huelga de hambre que empezó hace dos semanas en un centro australiano de retención de inmigrantes ubicado en la isla de Nauru, según informó una organización médica. Desde hace 5 años el niño, su madre y su padre se encuentran como refugiados en esa pequeña república de Oceanía, en el océano Pacífico central. Estados Unidos ha denegado su reasentamiento.

“Se rehúsa a tomar alimentos sólidos y líquidos”, dijo a la cadena ABC Barri Phataford, presidente de la ONG Doctores para los Refugiados, y agregó: “Está profundamente deprimido y ha perdido las esperanzas”. Fuentes vinculadas al caso sostienen que hubo que sedarlo para suministrarle fluidos y mantenerlo con vida. Los esfuerzos para llevarlo a un hospital australiano se frenaron y ahora su vida corre peligro, de acuerdo con el diario inglés The Guardian.

Sin embargo, un portavoz del Ministerio del Interior de Australia subrayó que Nauru “tiene una amplia gama de servicios de salud”, que incluye médicos y psiquiatras.

Los australianos conservan la política de afincar inmigrantes y refugiados en otro país para tramitar sus solicitudes de asilo. Tenían un segundo establecimiento en la isla de Manus (Papúa Nueva Guinea), pero debieron cerrarlo en octubre último tras una serie de fallos judiciales. Aún esperan en ese lugar alrededor de 800 personas.

En Nauru, un país de apenas 10.000 habitantes, abrieron en 2001 el denominado Centro de Procesamiento Regional. En 2008 lo suspendieron y volvieron a abrirlo en 2012, cuando se incrementó el número de gente que pretendía llegar a suelo australiano por vía marítima. En ese complejo viven aproximadamente 1000 personas, incluyendo unos 130 chicos. Y hay otros en situación delicada: por ejemplo, un adolescente de 14 con una pérdida muscular que tal vez le impida volver a caminar o una niña de 2 años cuyos padres están muy enfermos y no la pueden cuidar. Se supone que en las próximas horas sacarán de la isla a un chiquito autista de 8 años que requiere mejor atención.

Presión: Ante la presión, Australia trasladó a Brisbane a un refugiado afgano de 67 años.

1000 refugiados esperan en ese centro de Nauru

Los traslados a Australia se hacen tras una evaluación caso por caso y hasta ahora no hubo resolución oficial sobre el pequeño iraní. Agencias de las Naciones Unidas y organizaciones de defensa de los derechos humanos han denunciado el deterioro de la salud mental de los inmigrantes, sobre todo los menores. Muchos han huido de conflictos como los de Afganistán, la región sudanesa de Darfur, Pakistán, Somalia y Siria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído