Una alemana saca provecho de sus amoríos con el rey

Vendió objetos de la realeza que al final resultaron ser truchos.

Madrid.- Pese a que ya no es quien dirige los destinos de la Corona española, las aventuras de Juan Carlos con su amante alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein no dejan de traerle dolores de cabeza a la familia real.

Sayn-Wittgenstein es investigada por una presunta estafa vinculada a la venta de objetos pertenecientes a una inexistente colección real propiedad de los Borbón de España. La denuncia fue presentada por un abogado que adquirió el dúplex de 275 metros cuadrados en los Alpes que la mujer compartió con el rey en incontables viajes de placer entre 2009 y 2012.

5.000.000 de euros es lo que la mujer ganó por la venta de la casa donde se encontraba en secreto con el entonces rey .

Además de la vivienda, Corinna vendió varios objetos que, según decía, pertenecían a la Casa Real española.


Obras de arte

Además de pagarle casi cinco millones de euros por la propiedad, el comprador desembolsó 120.000 francos suizos (110.000 euros) por obras de arte, vinos de colección y antigüedades que estaban en la casa. Pero -tarde- se dio cuenta de que la mayoría de las cosas adquiridas eran baratijas.

La casa de subastas suiza Galartis tasó en 20.000 francos (seis veces menos) el valor del lote. Había desde supuestas ánforas romanas, que en realidad no tenían más de 10 años, hasta un lienzo pintado por un italiano que se dedica a vender suvenires en las calles de Venecia, y cuatro "vasijas de vino centenarias" que resultaron ser nuevas y habían sido compradas en un local de decoración del pueblo por 400 euros. Lo que más indignó al comprador es haber descubierto el valor insignificante de dos litografías de autor desconocido que, según el acta de venta, pertenecían a la colección real de la Corona española.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein fue acusada de estafa por el comprador de la casa donde se encontraba en secreto con el ex rey español.

Corinna había dispuesto fotos de Juan Carlos delante de esos cuadros para reforzar la idea de que eran verdaderos tesoros. Galartis determinó que valen como mucho 250 euros.

El denunciante acusa a la mujer de haberlo engañado "de manera audaz" mediante el uso de la relación íntima que mantuvo con el rey entre 2004 y 2013, poco antes de que abdicara a favor de su hijo Felipe VI.
El caso reavivó la polémica por el papel que ejerció la aristócrata y lobbista alemana en los traumáticos años finales del reinado de Juan Carlos de Borbón.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído