Una gran compañía para los abuelitos

Según un informe, los adultos mayores que tienen mascotas sufren menos la soledad.

Un estudio elaborado por el departamento de psiquiatría de la Universidad de Rochester Medical Center, que buscó describir la asociación entre tener una mascota y el sentimiento de soledad que aparece en los adultos mayores, detectó que los pacientes que vivían con sus perros o gatos experimentaban en promedio un 36% menos de esta sensación que aquellos que no poseían un animal de compañía. Según los especialistas, además de estos beneficios, existe una disminución de las secuelas que estos sentimientos traen aparejadas, como los problemas cardiovasculares y la depresión.

La presencia de perros y gatos no favorece sólo a los abuelos que viven solos, sino también a los que se encuentran en residencias geriátricas. Según la investigadora alemana Sandra Wesenberg, los abuelos que recibieron seis meses de terapia con especialistas y perros tuvieron períodos más largos de atención y conversación con personas de su entorno, que aquellos que únicamente fueron tratados por un terapeuta.

Te puede interesar...

¡Un 36% menos!: entre siete y ocho de cada 10 abuelos que tienen mascotas sufren menos la soledad.

Si bien el impacto es positivo en general, el sentimiento de apego que las mujeres tienen con sus mascotas es mayor al de los hombres. Científicos del Hospital General de Massachusetts analizaron las diferencias en las estructuras cerebrales que se activan cuando las mujeres ven imágenes de sus hijos y de sus propios perros, y el sentimiento que se presenta al pensar en su hijo es similar al que se registra cuando piensan en sus compañeros de cuatro patas.

Los beneficios también están en los aspectos físicos, porque el adulto mayor está obligado a sacar a pasear a su perro: “Es una actividad que los favorece y les permite llevar una vida más activa. Este tipo de tareas los ayudan a evitar el sedentarismo y reforzar el vínculo con sus mascotas”, explicó Tamara Cursach, de Vitalcan.

Si son animales adultos, mejor. Por sergio Gómez (veterinario)

Antes de elegir una mascota hay que tener en cuenta varias cosas, como el tamaño del lugar donde va a estar y si tiene patio, la disponibilidad de tiempo para dedicarle, si hay otras mascotas o niños en la casa y la finalidad que va a tener el animal (si va a ser de compañía o para seguridad). En el caso de la gente grande, siempre es preferible optar por un gato o perro adulto (mayor a los dos años), porque son más tranquilos, que no sea muy grande de tamaño para poder manejarlo mejor y preferentemente ya castrado. El gato es una excelente opción para quienes viven en lugares chicos porque se adaptan mejor a la falta de espacio, y también para quienes no tienen mucho tiempo porque no requieren más que agua, comida y un rato de juego durante el día. Si hay niños, un perro cachorro es una buena alternativa (labrador, golden y pug, las razas más recomendadas).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído