Urgencias ambientales

El déficit ambiental podría pasar factura en un año donde el quiroguismo y el MPN se juegan mucho.

El intendente Horacio Quiroga logrará hoy que varios municipios grandes de la Confluencia y del Alto Valle de Río Negro firmen un acta compromiso para la puesta en marcha del polémico Complejo Ambiental Neuquén (CAN).

Lo de polémico es porque la iniciativa viene de una pelea de fondo con el gobierno provincial, que tenía su propio proyecto para la gestión integral de residuos urbanos en el área metropolitana de Neuquén denominado GIRSU.

Todo indica que Quiroga se saldrá con la suya, a juzgar por la adhesión de los municipios que consiguió sumar: Centenario, Plottier, Cipolletti y Fernández Oro.

Según explicó en una reciente comparecencia en la Legislatura, Quiroga dijo que el gran objetivo es el procesamiento de 600 toneladas por día con una proyección a 20 años.

El déficit ambiental podría pasar factura en un año donde el quiroguismo y el MPN se juegan mucho.

El oficialismo emepenista cuestionó en duros términos el proyecto de Quiroga en la Legislatura y antes desde el gobierno provincial, incluso, llegaron a calificarlo de “mamarracho”.

Ahora viene la etapa decisiva para el proyecto ambiental del intendente, que será su puesta en marcha y la materialización del apoyo con el que dice contar desde el gobierno nacional.

Por lo pronto, la cuestión ambiental se instaló en la agenda política no sólo por el tratamiento de los residuos, sino también por la contaminación del río Limay, que ya puso en guardia a los vecinos.

Tanto el Municipio como el gobierno provincial tendrán que consensuar una política de Estado para evitar la sostenida degradación de las aguas. Y tendrán que hacerlo rápido si quieren evitar que los vecinos les pasen la factura en un año electoral.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído