Vaca Muerta, sin subsidios

La resolución 46 actuó como motor para el sector petrolero. El ministro de Energía anunció el fin del subsidio.

El ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, lo acaba de anunciar: al menos hasta nuevo aviso, es el fin del subsidio a la producción del gas no convencional de Vaca Muerta. Es uno de los motivos principales para el crecimiento de la producción en el último año en la cuenca neuquina.

El motor de los precios atrajo más inversiones y así el sector petrolero pudo esquivar una crisis como la de otras cuencas productoras del país. Iguacel, que se instaló dos días en la provincia dijo que ese plan “ya dio resultados”, dando a tender que con lo que hay fue suficiente para darle de comer a la Vaca.

En efecto, la resolución 46 del Ministerio de Energía que condujo el renunciado Juan José Aranguren, logró reactivar los no convencionales, volcando inversiones al gas. De modo contundente y en cuestión de meses. Pero, como dice el refrán, la necesidad tiene cara de hereje. La administración de Macri ajusta allí donde cree y puede, la mayoría de las veces con fintas de elefante en el bazar.

Como sea, necesita achicar el tan mentado déficit, en este caso, discontinuando el subsidio a la producción de gas que les llega a las petroleras. Ese dinero contribuyó a ciertos estándares en Neuquén, algo así como una isla donde se dan parte de los mejores indicadores económicos de Argentina, pese a las amplias franjas de desigualdad que persisten. Hacia adelante se abren algunos desafíos.

Es cierto, Vaca Muerta tiene vuelo propio. Pero también necesitó de la palanca del Estado para crecer. Los meses que vienen serán para medir el impacto de esta decisión, y cómo eso puede llegar a influir en el día a día de los neuquinos, ya que el ritmo de las inversiones y la producción regulan en buena medida la economía local.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído