El clima en Neuquén

icon
19° Temp
38% Hum
La Mañana COVID

Vacunarse reduce hasta la mitad el COVID largo

Es un 49% menor el riesgo de síntomas duraderos. Según una investigación publicada en la prestigiosa revista The Lancet Infectious Disease

Una investigación publicada en la prestigiosa revista The Lancet Infectious Disease ratificó que la vacunación disminuye enormemente el riesgo de sufrir un cuadro grave de COVID-19 y reveló que reduce a la mitad la posibilidad de los síntomas se prolonguen en el tiempo en los afectados.

El trabajo fue realizado por el King’s College de Londres, del Reino Unido, y analizó los datos de los 2.221.513 participantes (1.240.009 con una dosis y 971.504 con el esquema vacunatorio completo) que registraron sus síntomas, pruebas e inyecciones en la aplicación UK ZOE COVID Symptom Study, entre el 8 de diciembre de 2020 y el 4 de julio de 2021. Entre ellos, según concluyó el informe, solo el 0,5% contrajo el virus en el período estudiado y apenas un 0,2% de los que contaban con el esquema completo. En este sentido, los investigadores señalaron que la inoculación, en comparación con la no vacunación, se asoció con una reducción de las probabilidades de hospitalización, de tener más de cinco síntomas en la primera semana de enfermedad después de la primera o segunda dosis, y de experimentar síntomas de larga duración con el esquema completo.

Te puede interesar...

De acuerdo a lo precisado en el estudio, en el caso de contagiarse el coronavirus tras haber recibido dos dosis de vacuna, el riesgo de sufrir COVID prolongado se reducía en un 49%. A su vez, la probabilidad de ser hospitalizado era un 73% menor y se registró un 31% menos de carga de síntomas agudos. Además, los inmunizados tenían más posibilidades de ser completamente asintomáticos, especialmente si tenían 60 años o más, y la mitad de probabilidades de experimentar múltiples síntomas en la primera semana de la enfermedad. Las manifestaciones más comunes fueron similares a las de los adultos no vacunados, como anosmia (pérdida del olfato), tos, fiebre, dolores de cabeza y fatiga. Los estornudos fueron el único síntoma que se informó con más frecuencia en personas inoculadas que se infectaron.

El investigador principal Tim Spector afirmó que las vacunas están reduciendo "enormemente" las posibilidades de que las personas padezcan COVID prolongado por dos vías principales. "En primer lugar, reduciendo el riesgo de cualquier síntoma de ocho a 10 veces; y luego, reduciendo a la mitad las posibilidades de que cualquier infección se convierta en un COVID prolongado, si ocurre", detalló y agregó: "Cualquiera que sea la duración de los síntomas, estamos viendo que las infecciones después de dos vacunas también son mucho más leves, por lo que las vacunas realmente están cambiando la enfermedad y para mejor".

En tanto, Sajid Javid, secretario de Salud y Atención Social británico, afirmó que "las vacunas contra COVID-19 salvaron más de 105.000 vidas y previnieron más de 24 millones de infecciones solo en Inglaterra".

El trabajo analizó los datos registrados en la aplicación UK ZOE COVID Symptom Study, del gobierno británico.

El estudio del King’s College de Londres, del Reino Unido, también halló que las personas que vivían en la mayoría de las zonas desfavorecidas tenían un mayor riesgo de infección . Y si bien la edad por sí sola no fue un factor de riesgo, las personas que tenían problemas de salud que limitaban su independencia, como la fragilidad, tenían hasta dos veces más probabilidades de contraer la infección tras la vacunación. A raíz de esto, los investigadores sugirieron estrategias como un programa de refuerzo oportuno y medidas de control de infecciones específicas.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12.5% Me interesa
37.5% Me gusta
0% Me da igual
12.5% Me aburre
37.5% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario