El clima en Neuquén

icon
Temp
83% Hum

Violento violó la perimetral y le dieron la domiciliaria

El hombre fue condenado por amenazar a su ex pareja. Tiene antecedentes de violar medidas judiciales. Si vuelve a incumplir, podrían dictarle la preventiva.

Un violento neuquino, ya condenado por amenazar e incumplir medidas de protección a su ex pareja, fue nuevamente acusado luego de que violara la prohibición de acercamiento a ella. Aunque ya estuvo un mes en prisión preventiva, un juez le otorgó la domiciliaria con rondines sorpresivos para darle una nueva oportunidad de acatar la ley.

Según hizo conocer la asistente letrada de la fiscalía Analía García, el hombre fue condenado en abril de este año a una pena de seis meses de prisión de cumplimiento condicional -es decir, en libertad bajo normas de conducta-, por amenazar a su ex pareja y luego incumplir una orden judicial que le impedía acercarse a la víctima.

Te puede interesar...

Dos meses más tarde, el 3 de junio pasado, nuevamente se le formularon cargos por desobediencia a una orden judicial, ya que la tobillera electrónica que llevaba puesta para controlar que no se acercara a menos de 500 metros de la mujer (una de las condiciones para permitir su libertad) detectó el día anterior entre las 7:20 y las 8:53 que el hombre incumplió esa regla y no hizo nada para subsanarla, "pese a que fue informado de manera reiterada por el Centro de Operaciones Policiales que debía alejarse de la zona", informaron desde el Ministerio Público Fiscal.

Al ser acusado por esto, ese día se le impuso una prisión preventiva por un mes, dado que una nueva condena por el hecho implicaría su inmediato traslado a un penal para cumplir la pena previa y la nueva de manera efectiva.

Teniendo en cuenta el vencimiento de esta medida, la asistente letrada pidió en una nueva audiencia realizada el miércoles que se extienda la prisión preventiva por otros 30 días, haciendo énfasis en "el desinterés e incumplimiento tanto de las medidas del fuero de familia, como de las reglas de conductas impuestas en el fuero penal".

García remarcó que “las medidas cautelares fueron incumplidas, al punto de su detención y la colocación de un dispositivo dual que permite monitorear la ubicación de la víctima y del imputado y previo a que se produzca un encuentro” y finalmente expresó que “no hay otra medida que garantiza que no vuelvan a suceder estos hechos”.

La defensa del condenado se opuso al pedido de la fiscalía, mientras que el juez resolvió dictarla prisión domiciliaria.

Luego de escuchar a las partes, el juez de garantías a cargo de la audiencia dispuso la prórroga de la medida, pero en modalidad de cumplimiento domiciliaria y por el término de un mes, con la condición de verificar el correcto funcionamiento de la pulsera electrónica y con rondines policiales sorpresivos.

De incumplir esta detención, se lo trasladará nuevamente a una comisaría por 15 días.

1482.jpg

Lo más leído