"Y sí, a algunas mujeres les debo haber cagado la vida"

En la piel de un superhéroe. El único actor argentino con dos Oscar se luce en la película Kryptonita y se prepara para volver al teatro en Carlos Paz con la obra Algunas mujeres a las que les cagué la vida. Además, habla del posible adiós de TVR.

Paula Bistagnino
Especial


A los 43 años, Pablo Rago lleva cuatro décadas en los medios y una trayectoria que incluye casi 40 papeles en televisión con inolvidables personajes en tiras más inolvidables aún como Clave de sol y Amigos son los amigos, una decena de obras de teatro y una veintena de películas entre las que se encuentran dos ganadoras del Oscar: La historia oficial y El secreto de sus ojos. Y sin embargo, recién hoy el actor se anima a decir que puede realmente elegir qué quiere hacer y con quién quiere trabajar.

"Empecé a trabajar a los 4 años y ahora, después de tanto tiempo, siento que estoy haciendo sólo lo que quiero. Hice muchas cosas que me gustaron, por supuesto, muchísimas. Pero hoy siento que tengo una libertad para tomar decisiones que no tenía. Para elegir los proyectos... Hoy priorizo laburar en lo que me gusta y con gente con la que me llevo bien y a la que respeto", dice. Entre esos proyectos que elige, se cuentan la película Kryptonita, uno de los estrenos más esperados del año del cine nacional, y la obra Algunas mujeres a las que les cagué la vida, con la que regresa al teatro después de siete años y hará temporada de verano por primera vez en Carlos Paz.

Un poco identificado: "Cuando acepté, todos me decían que era el personaje para mí, pero no soy garca como el tipo que me toca hacer".

¿Cómo vivís este regreso al teatro?
Estoy muy contento con la obra. La verdad es que tengo muchas ganas de hacerlo. No hago teatro desde hace bastante. La última vez fue con Carlín (Carlos Calvo). Y, además, a mi hijo (Vito, fruto de su relación con María Carámbula) le encanta que vaya a Carlos Paz. Estoy muy contento, así que esperemos que vaya bien.
Estás rodeado de mujeres muy bellas como Magui Bravi, Silvina Luna, Laura Bruni y Miriam Lanzoni.
Sí, además de eso, son muy buenas compañeras y me ayudaron mucho para que pueda incorporarme a la obra, porque tres de ellas ya estaban en el elenco anterior. Estoy muy contento con hacer esto.
¿Alguna identificación con el papel que te toca en la obra?
Cuando acepté hacerlo, todos me decían que era el personaje para mí, que se habían inspirado en mí para crearlo. Pero no, tengo que decir que yo no tengo nada que ver con eso. Y sí, a algunas mujeres les debo haber cagado la vida (se ríe), pero no soy garca como el tipo que me toca hacer. Aunque algunas chicas no me crean, tuve que componer al personaje y lo actúo. No soy yo.
¿Qué te atrajo de Kryptonita?
No había leído el libro de Lonardo Oyola, la verdad. Pero cuando me llegó el guión me pareció genial. Voy a confesar algo: yo soy medio desastre y en general nunca leo los guiones enteros cuando me llegan; miro un poco y después me reúno con el director para ver cómo se completa la historia. Y me pasó que fui convencido a la reunión con Nicanor (Loreti) de que me iba a ofrecer el personaje del Tordo... Y cuando me dijo que quería que hiciera al de Federico, me tuve que hacer el boludo porque no había llegado a esa parte del guión.
¿No se lo dijiste?
No. Le dije que estaba bien si a él le parecía y me fui corriendo a mi casa a leerlo. De última, podía después decir que no. Pero la verdad es que ahora estoy contento con el personaje. La película toda está muy buena. Es algo muy novedoso, casi un género nuevo podría decirse, y sobre todo para nuestro cine.
¿Cómo viviste el resultado de las elecciones y qué pensás de Mauricio Macri como presidente?
Sólo voy a decir que le dedicamos el mejor de los cariños al nuevo presidente para que haga las cosas bien. Venimos de 12 años, a mi parecer, muy trascendentes, así que esperemos que no se modifiquen mucho las políticas del país. Por el bien de todos.
¿Qué opinás de los debates sobre la asunción y las posibilidades de que haya conflicto?
Me parece que no hay que alimentar esos rumores. Y creo que son ellos los que meten miedo todo el tiempo. No me interesa ni puedo hacer futurismo. Sólo espero el bien del país, el bien para todos nosotros y espero que estén a la altura. Veremos si son capaces o si quieren hacerlo.

EL futuro de TVR


El sábado pasado, TVR tuvo su último programa y se despidió ¿para siempre? Al menos por ahora, mientras corren rumores de que podría volver en otra emisora. "La verdad es que sería raro que vaya a El Trece, pero no se sabe. Al menos nosotros no sabemos nada, porque además la productora cambió de dueños", declaró el actor en referencia al pase de Diego Gvirtz a Cristóbal López. Y aseguró que a él le encantaría seguir en el programa, pero que no cree que exista esa posibilidad y lamentó que mucha gente va a quedarse sin trabajo. Además, dijo que no es un actor "militante", porque su militancia es en lo privado y que de ninguna manera piensa en irse del país por el triunfo de Mauricio Macri, algo que dijeron algunos de sus colegas. Y hasta bromeó: "Si queremos que vuelva Cristina en 2019, hay que quedarse acá".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído