¡Ya se acerca Nochebuena, ya se acerca Navidad!

El cierre de año perfecto de Boca, que tras 4 años festejó por partida doble.

Neuquén
Tiene doble motivo para brindar en estas fiestas Boca, polémica por el arbitraje de Ceballos al margen. El Xeneize fue campeón del certamen nacional y sus hinchas salieron a celebrar un cierre de año ideal con dos vueltas olímpicas en apenas 72 horas, luego de la conquista del inédito torneo de 30 equipos en la victoria con Tigre.

De esta manera, los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena pudieron cumplir con dos de los tres objetivos trazados en el inicio de la temporada 2015, de acuerdo con los propias palabras del Vasco. "Iniciamos el año con tres objetivos y pudimos lograr dos. Del otro nos descalificaron por cuestiones extrafutbolísticas", dijo el DT. A pesar de no haber obtenido la Copa Libertadores (sancionado en el partido de vuelta de los octavos de final por la agresión de un barra de Boca a los jugadores de River), el equipo terminó justificando sus logros teniendo en cuenta que a pesar de no ser un conjunto demoledor, nunca fue superado por sus rivales, y a falta de una fecha para el final, salió campeón con seis puntos de ventaja sobre el escolta, San Lorenzo.

Claves
Entre algunas de las claves del campeón está la buena elección del Vasco, que armó un plantel amplio y de calidad que siempre le dio alternativas. La lesión de Fernando Gago casi no se notó. Incluso cuando salió Orion por las expulsiones, Sara respondió bien. A esto se suma que casi todos los jugadores pudieron meter un gol dando cuenta de las variantes del equipo. En tanto, la vuelta de Carlos Tevez terminó de jerarquizar y de darle seguridad a un plantel que, a pesar de ir primero en el torneo, estaba sacudido por la prematura salida de la Libertadores. El Apache les dio tranquilidad a sus compañeros y aportó su potencial para volver a festejar con el equipo de sus amores.

Confianza ciega
Arruabarrena confió en los jóvenes y esa apuesta también le rindió sus frutos desde un primer momento. Nombres como el de Sebastián Palacios (23 años) –clave en el arranque del torneo–, el del uruguayo Rodrigo Bentancur (18) o el de Andrés Cubas (19), sin rodaje a comienzos de año, ya son habituales para el oído del hincha xeneize, que no quiere parar de festejar .

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído