Abogadas de los animales litigan en los tribunales

Persiguen a los que violan las leyes contra el maltrato.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Cada vez que se habla del maltrato de perros o cualquier mascota, miles de vecinos se conmueven. Sin embargo, pocos afirmarían sin titubear que esa conducta es un delito. Para un grupo de abogadas neuquinas, no hay dudas. Ellas defienden que los animales son sujetos de derecho y consideran que la Justicia debería ampliar la mirada más allá de los humanos, para proteger a toda forma de vida capaz de sentir y sufrir.

Hace dos años, formaron el Instituto de Derecho Animal en el Colegio de Abogados local, desde donde dan batalla para cambiar de paradigma en los tres poderes del Estado, no sólo el Judicial. El equipo, por ahora casi exclusivamente femenino, tiene como referentes a Julia Busqueta, Noelia Barainca, Sandra Espinosa, Andrea Gargiulo, Noraly Melo y Carolina Pardo.

En los meses que llevan trabajando, organizaron cuatro jornadas. Capacitaron a policías y fiscales en cómo abordar casos de violencia hacia los animales y también expusieron sobre modelos de ordenanzas municipales para prevenir la superpoblación de perros y gatos.

Julia explicó que el derecho animal ya es una materia obligatoria en varias carreras de abogacía del país y que existen institutos similares al neuquino en una decena de provincias. Señaló que todos buscan “un cambio de paradigma, para dejar el antropocentrismo y pasar a la sensibilidad como centro de la discusión, porque hoy muchas leyes todavía consideran a los animales como objetos aunque haya jurisprudencia en contrario”.

“Desde 2012, hay estudios científicos que confirman que los animales tienen sentimientos, por eso creemos que seguir regulándolos como cosas es de la época de las cavernas”, acotó Noelia.

Con relación a otras provincias, Neuquén tiene leyes como la que prohibió recientemente las carreras de canes o la que impide que los circos tengan animales, pero queda mucho por hacer. “Para que esas normas se apliquen, faltan el presupuesto y la voluntad política, además de que seguimos en nuestra provincia con situaciones graves de caza furtiva y no están regulados los refugios, por nombrar algunas cuestiones”, indicó Julia.

“En lo judicial, venimos exigiendo que se forme un grupo especializado dentro de la Fiscalía como el que tiene hoy Bahía Blanca, y todavía no lo logramos”, comentó.

Varias de ellas intervinieron además en casos puntuales de maltrato, así sea contra el uso de drogas en caballos de carrera en nuestra ciudad o contra un zoológico de Allen que mantiene en cautiverio a un chimpancé, “que está al borde de morir de tristeza y se niegan a trasladarlo a Brasil”, según detallaron.

Andrea contó que, con el tiempo, fueron constatando que detrás de cada maltrato o explotación animal hay un interés económico que dificulta la solución aun cuando exista la ley que lo ampare.

Un problema de todos los días

Todos los días, un proteccionista de la ciudad se encuentra con una caja con cachorritos abandonados. Sandra Espinosa, del Instituto de Derecho Animal, indicó que los que trabajan en el tema de manera voluntaria están “desbordados”, porque la mayoría de la gente los toma como depósitos de las mascotas que quieren descartar. “Desde hace unos meses, hay como una explosión y diariamente encontrás cajas con seis o siete cachorros abandonados, que se denuncian en los grupos de Facebook de los proteccionistas”, contó, y señaló que esto pasa porque los que se ocupan voluntariamente del tema cubren la ausencia del Estado.

También es una cuestión de salud

Julia Busqueta, del Instituto de Derecho Animal, remarcó que la protección de los animales es también un tema que atañe a la salud de las personas y, en este aspecto, Neuquén está “en emergencia sanitaria”.

Señaló que uno de los ejes de trabajo de los defensores de animales es la fauna urbana, que en nuestra ciudad crece sin control. Detalló que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala, para una población como la neuquina, una cifra ideal de 30 mil animales como máximo, “y estamos en alrededor de 90 mil, tres veces más”. “La OMS habla además de una sola salud de humano y no humanos entrelazada, porque se transmiten enfermedades. Una gran cantidad de perros son más accidentes y desperdicios en la calle”, subrayó.

LEÉ MÁS

León, el perro rescatado del maltrato y la desnutrición, busca una nueva familia

Denunció que su mascota fue maltratada en una veterinaria neuquina

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído