Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en impar

Abrazos desde lejos

En plena pandemia, los festejos por el Día del Padre serán un gran desafío para todos los argentinos.

Son las contradicciones que tiene la cuarentena. La mejor forma de demostrar amor por el otro que no está al lado es no verlo, no acercarse a él, no tocarlo, no sentirlo en un abrazo.

Si alguien a principios de año hubiera imaginado un distanciamiento obligatorio tan duro pero necesario en el Día del Padre, lo habrían tratado de loco, especialmente para nosotros, los argentinos, que llevamos en la sangre ese ADN de juntadas familiares, de reuniones numerosas, de comidas compartidas y largas sobremesas.

Te puede interesar...

Pero la aparición de este virus extraño, tan desconocido y temible por ahora, cambió nuestros hábitos, nuestra forma de relacionarnos. Y lo hizo a tal punto que hoy, en el Día del Padre, muchos de nuestros viejos lo pasarán solos, compartiendo el momento a través de una videollamada con sus hijos, nietos, familiares y amigos, mandando besos y abrazos virtuales a una imagen. Quién lo diría…

Dicen los especialistas que más allá del fin de la pandemia, esta nueva forma de relacionarnos se quedará para siempre, que deberemos acostumbrarnos a los barbijos, al alcohol en gel, a los protocolos increíbles que aprendimos hasta para hacer las compras en el almacén y, tal vez, al distanciamiento, no tan estricto como ahora, pero sí manteniendo la prudencia al acercarse. Tal vez el miedo. ¿Será realmente así? Vaya uno a saber.

Mientras tanto, tratemos de respetar esta nueva “normalidad” con esa consigna contradictoria.

Y en este día especial, demostremos a nuestros viejos ese amor profundo que nos emociona. Hagámoslo desde lejos. Lo más lejos posible.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario