Adiós al paraíso de los nerds

Valkiria, el sitio de encuentro de los fanáticos neuquinos de los cómics, cerrará sus puertas.

Corría el año 2000 y el domingo era el mejor día de la semana. Decenas de niños de 10 años se congregaban en el híper de La Anónima para enfrentarse en un duelo cara a cara, con una mesa de por medio y cartas como herramientas para alcanzar la gloria. Era la Liga Pokémon, que se realizaba en la comiquería Valhalla. Cada victoria sumaba puntos y, finalmente, se adquiría una medalla como premio.

Unos años después llegó el juego de cartas coleccionables de El Señor de los Anillos, que estaba impregnado de la magia del mundo que creó el escritor J. R. R. Tolkien. Los jugadores más veteranos, que ya eran adolescentes, se enfrentaban a los poderes del Señor Oscuro Sauron, en la búsqueda por salvar la Tierra Media.

También estaban los que disfrutaban de los juegos de rol y los fanáticos de los cómics y las figuras de acción. Cientos de amistades se forjaron en ese lugar que, luego de mudarse al centro, cambió su nombre a Valkiria.

Se trataba de un espacio en el que los chicos aprendían a competir lealmente, donde se pregonaba la amistad y el respeto por sobre todas las cosas. Era un lugar en el que se enseñaba que ser un nerd no tenía nada de malo, sino que era un orgullo.

Recientemente, Juan Magnaldi, dueño del icónico comercio, anunció el cierre definitivo, generando tristeza entre quienes –al igual que este redactor– pasaron su infancia en aquel lugar.

Esta opinión no pretende ser más que un homenaje a ese hombre que, sin darse cuenta, se convirtió en un amigo más para una generación que amaba los mundos de fantasía y la ciencia ficción. Que luchó contra las trabas del sistema y siempre intentó vender los productos a un precio accesible. Que nos regaló horas de diversión y, lo más importante, valores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído