After office, tendencia en busca de relax y diversión

Tras la jornada laboral, los neuquinos copan los bares de la ciudad.

ALEJANDRO OLIVERA
olivera@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
El sol se oculta y la temperatura desciende. Es el momento en que la jornada laboral termina para la mayoría de los neuquinos, y el cansancio y alguna que otra preocupación los invitan a refugiarse en sus casas. Sin embargo, amigos y compañeros de trabajo eligen los pubs céntricos para "cortar" la semana en el after office, una tendencia que crece cada vez más en la ciudad.

18 a 22 es el horario que eligen los neuquinos de entre 25 y 40 años para ir a tomar algo.

Grupos de jóvenes y no tan jóvenes se ven seducidos por las luces tenues, la barra de madera oscura y la música -especialmente rock-, combinación que crea una atmósfera inmejorable para relajarse y olvidarse de los problemas cotidianos.

El 2x1 de cerveza (artesanal o tirada, según el comercio) se alza como una excusa más para entablar una cálida conversación en contraposición con el frío panorama que presenta la tarde-noche patagónica.

Es que la asistencia es proporcionalmente inversa a la temperatura: mientras más disminuya, más gente se convoca en los bares. Además, la oferta del happy hour comienza a las 18 y se extiende hasta las 22.

La heterogeneidad es asombrosa, porque no sólo hay grupos de trabajadores jóvenes de entre 25 y 40 años, sino también hombres y mujeres mayores que asisten religiosamente a su encuentro semanal.

Si bien en la apertura de los pubs suele verse más clientela masculina, a lo largo de la noche se equilibra con la presencia femenina. La tendencia es casi exclusiva del público adulto y eso ayuda a que no se registren problemas.

Algunos grupos no sólo adoptan un bar en particular, sino también los lugares dentro del mismo y
hasta el menú. Cada semana, se sientan en la misma mesa y piden la misma bebida.

Entre anécdotas y risas, los clientes forjan una relación de complicidad con los empleados que los lleva, en muchos casos, a establecer amistades. Gracias a esto, se respira un aire fraternal.

Con el transcurrir de la noche comienzan los pedidos de comida. Predominan los platos rápidos, como las papas fritas o picadas. Es cuestión de comer algo que engañe al estómago.

La permanencia de los clientes no se extiende mucho más de las 22. Aunque es cierto que algunos se sienten más cómodos en las penumbras de la medianoche, la mayoría no se quita la mochila de la responsabilidad y vuelve a su hogar a descansar, de una buena vez.

Origen
Una moda para romper la rutina

La moda del after office llegó al país a comienzos del 2000 y explotó en Buenos Aires. En principio se promocionaba vía correo electrónico, pero con el correr del tiempo los propios comercios empezaron a anunciarlo en sus entradas. El objetivo era simple: romper con la rutina semanal, divertirse y conocer a alguien.

Cambio cultural
El debate por el horario de cierre de los boliches

El proyecto de cambiar los horarios de cierre de los boliches y bares propuesto por la Municipalidad divide las opiniones de los habitués de estos lugares. Algunos creen que podría ser positivo para que haya un "cambio cultural" en la ciudad y otros lo ven como una medida que puede afectar seriamente la actividad comercial.

La propuesta, que fue girada al Concejo Deliberante, plantea que los locales gastronómicos y bares cierren a las 3 de la madrugada, mientras que los boliches, a las 6.

El cambio cultural del que se habla tiene su foco en que los jóvenes suelen ir a los bares alrededor de las 3 o 4, lo que alarga la noche y produce que en el paisaje urbano "se mezclen los trabajadores con los borrachos".

Otros sectores creen que reducir el horario de cierre disminuiría considerablemente las ganancias y afectaría la salida recreativa de los clientes.

FRASES
"Neuquén es muy chico en comparación con Buenos Aires. Si acá encara alguno en el after office, queda quemado para todo el año y ni hablar si se emborracha".
Gabriel Encargado de Irish

"Nuestra idea es promover la cultura. Mientras el cliente toma algo y charla, traemos bandas locales y nacionales para que puedan disfrutar de buena música".
Juan Cruz Melplatere Dueño de Tower

"Por lo general, los clientes se comportan bien y son muy respetuosos, eso ayuda a que entablemos una relación de complicidad con los habitués".
Francisco Encargado de O'Connell's

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído