Ahora, dicen que el policía mató a su mujer en un forcejeo

Ocurrió anoche en una vivienda del barrio Villarino.

La policía de Junín de los Andes investiga la muerte de un efectivo policial y de una mujer en una vivienda del barrio Lonquimay de Junín de los Andes. Si bien en algún momento se habló de un caso de violencia de género, ahora la fuerza señala que la mujer falleció accidentalmente tras forcejear con el agente, quien posteriormente se quitó la vida.

El hecho, que conmocionó a Junín, ocurrió anoche, alrededor de las 20:30, en una casa ubicada en Villarino al 400.

El efectivo, identificado como Marcos López, de 47 años, era suboficial de la Policía y vivía en una departamento ubicado en el fondo de otra vivienda. Se cree que allí también vivía la mujer de 47 años, de apellido Alfaro.

La única testigo del incidente ocurrido ayer es la hija de la mujer, de 22 años, quien asegura que tras una discusión entre la pareja, el policía se puso el arma en su estómago con la intención de dispararse. Su mujer habría forcejeado para quitarle el revolver, calibre 9 milímetros, y causó el único disparo.

El comisario inspector Oliva, a cargo de la investigación, indicó que las dos víctimas murieron en el lugar. "El hombre tenía un disparo a la altura del esternón, de derecha a izquierda, con orificio de salida en la parte intercostal; mientras que la mujer tenía un impacto en el tórax", señaló.

Para el comisario la investigación apunta a un forcejeo, ya que se encontró una sola vaina en la habitación. "A partir del testimonio de la hija, pareciera que la mujer intentó salvar la situación y el mismo disparo también la alcanzó", indicó Oliva.

El comisario inspector señaló que "se trata de establecer si el suboficial habría tenido una discusión con el ex de la mujer antes de este incidente" y agregó que la investigación es llevada a cabo en el ámbito judicial por el fiscal Manuel González.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído