Ahora los híper tientan a clientes con superofertas

Lanzaron descuentos de hasta un 50% para alentar el consumo.

Sofía Sandoval
ssandoval@lmneuquen.com.ar


Neuquén
Los supermercados neuquinos mantuvieron el ritmo habitual a pesar de una batería de descuentos de hasta el 50% que buscaban tentar a los clientes y llenar más cajas. Aunque no lograron una concurrencia masiva, la estrategia consiguió combatir una baja del consumo del 2,3% que afecta al sector desde principios de año.

No hay mediciones oficiales a nivel nacional pero tampoco son necesarias. La inflación se nota en cada ticket, cada sueldo que no alcanza y cada negocio semidesierto. Por eso, las sucursales neuquinas de Walmart, Jumbo y Carrefour promocionaron a través de varios medios sus propuestas para un fin de semana con descuentos de 30%, 2x1, 3x2 o hasta un 80% de rebaja en la segunda unidad al llevar dos productos iguales.

Aunque no consiguieron formar largas colas en la línea de cajas, al mediodía unas 30 personas esperaban su turno para pagar sus compras con las ofertas del fin de semana. "Yo me enteré por la tele y vine, suelo recorrer varios supermercados buscando precios", explicó Maribel mientras comparaba las etiquetas de algunos aderezos en una cadena céntrica.

Si bien los 2x1 escritos en letras coloridas pueden tentar a más de un cliente, Mirta aseguró que las ofertas a veces son engañosas. "Con los 3x2 te impulsan a llevar cosas de más; te conviene cuando te hacen el 30% en una sola unidad en productos útiles y económicos", explicó con la soltura de una experta en compras.

Es que, como tiene cuatro hijos, se las ingenia para hacer consumos más racionales y combatir a los precios que aumentan todos los días. Por eso, aconsejó hacer salsas caseras y no comprar las preparadas con descuentos, que salen más de 30 pesos y rinden poco.

Ulises y Carla analizaban los precios en la góndola de aceite, que en Walmart se ofrecía dentro de las ofertas. Según relataron, la inflación se hace notar y ellos tratan de no comprar los productos muy remarcados. "Tratamos de comprar frutas de estación, o venir varias veces y llevar cada vez lo que está de oferta en ese momento", indicó Carla.

Catalina vive a unas pocas cuadras de un supermercado y, con la inflación acelerada, incrementó sus visitas al lugar para verificar las ofertas y llevar aquello que más le conviene. "Hay que estar muy atentos y comparar, porque a veces hay cosas que salen más baratas en el almacén", alertó.

Cada cliente aprovechaba distintos ítems de la lista de ofertas, según sus necesidades. Los padres de familias numerosas eran los que más destacaban las promociones en cantidad. Amancay llenó el changuito con cajas para preparar bizcochuelos para sus tres hijos. "Siempre vuelven de la escuela con hambre y los espero con torta, el descuento me conviene", aseguró.

Las estrategias para combatir a la inflación van más allá de las ofertas de fin de semana. Mientras que Ramiro dijo que bajó su consumo de ropa y otros productos menos necesarios, Maribel aseguró que ahora asiste a los supermercados mayoristas. "Si comprás por bulto, a veces te sale hasta la mitad", confió.

Aunque las promociones atrajeron a algunos clientes, la mayoría eran consumidores habituales de esos comercios que aprovecharon las rebajas. Varios aseguraron que compraron algunos productos con descuento pero que también hicieron gastos habituales, porque "comer, hay que comer igual".


Cada vez más gente hace las compras en los mayoristas

Neuquén
Aunque todos los indicadores parecen decrecer cuando se trata de consumo masivo, el estudio realizado por la consultora CCR determinó que las ventas en los supermercados mayoristas crecieron un 3,8% en los últimos meses, gracias a las compras de los consumidores finales.

Este número, frente a una baja de consumo del 2,3% en el primer trimestre del año, denota las nuevas estrategias de los ciudadanos frente al aumento generalizado de los precios, que ahora recurren a segundas marcas o a compras colectivas en los mayoristas para comprar hasta un 40% más barato.

LM Neuquén publicó el testimonio de Gimena González, una vecina de la ciudad que organizó una red de consumo colectivo en los supermercados mayoristas, a la que ya se sumaron unas 60 personas. Según detalló, con esta red cada consumidor se lleva un bolsón de 60 productos por 1200 pesos.

"Encontramos que juntándonos era la forma de combatir la especulación y los aumentos", señaló la joven en ese entonces y aclaró que el proyecto busca crecer para llegar a cada vez más consumidores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído